La creación de empresas continúa marcando ritmo de récord este año en la provincia de Málaga, con casi 4.050 sociedades mercantiles constituidas hasta el mes de agosto, el mejor dato que se recuerda en el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), que ofreció ayer los datos. El ritmo es de más de 500 nuevas empresas cada mes y representa, hasta ahora, un crecimiento de casi el 48% respecto al mismo periodo del desastroso ejercicio de 2020, cuando la irrupción de la pandemia paralizó la actividad económica. Las cifras del IECA, organismo dependiente de la Consejería de Transformación Económica, constatan un fuerte rebote de constitución de negocios durante este 2021 y mejoran también en un 12,3% las cifras de 2019, el último de normalidad económica antes de la irrupción del coronavirus.

Por sectores económicos, la construcción y los servicios vinculados al ámbito turístico siguen siendo los motores empresariales de Málaga, reuniendo la mayor parte de las constituciones. Así, las actividades de gestión e interrelación inmobiliarias son hasta julio el segmento más destacado en la provincia (729 nuevas empresas), seguida del comercio (627), la hostelería (484) y de la construcción (455 entre firmas de edificación de edificios, obra civil y construcción especializada).

Málaga es además, como viene siendo tradicional, la provincia andaluza donde más empresas se han creado, con un tercio de las 12.130 que se han constituido en este periodo en toda la región. El capital desembolsado en la creación de estas nuevas sociedades malagueñas ha sido de 165 millones de euros, casi el doble que el registrado en el mismo periodo del año anterior.

Lo cierto es que los últimos meses están propiciando también la reactivación de muchas empresas que habían quedado prácticamente inactivas con el estallido de la pandemia. Los datos de la Seguridad Social, que contabilizan a las firmas dadas de alta en la cotización de trabajadores, reflejan actualmente un censo de 54.500 empresas a cierre de agosto, un volumen ya más parejo a los niveles que manejaba antes de la irrupción del coronavirus, que se movían en torno a las 56.000 compañías . La retirada de las restricciones de movilidad y el relanzamiento de muchos negocios de turismo y hostelería durante la primavera y el verano están detrás del tirón que ha pegado la economía malagueña en este tramo central de 2021. Además, el alza de este año ha permitido a Málaga recuperar el liderato empresarial andaluz que había perdido durante la pandemia, adelantando otra vez a Sevilla, que ahora cuenta con 52.641 compañías.