La portavoz en el Ayuntamiento, Noelia Losada, presentó ayer una moción al pleno en la que se subrayan las malas condiciones de seguridad por el deterioro del inmueble denominado La Invisible; la competencia desleal con establecimientos hoteleros; el interés de varios proyectos y organizaciones por tener un espacio en la ciudad o la merma de la actividad cultural del centro en favor de la sociopolítica.

Losada anunció la presentación de una moción urgente al pleno de mañana. El objetivo es acelerar el desalojo de la Casa Invisible, abordar su rehabilitación y abrirla a usos culturales. «Ciudadanos creemos que es momento de abordar el desalojo de la Casa Invisible una vez que se han cumplido 14 años de su okupación. Estamos hablando de un edificio en un lugar estratégico de la ciudad, de gran valor, pero que ya representa un peligro para la seguridad dado su estado tal y como lo han venido revelando a lo largo de los últimos años diferentes informes de Urbanismo, la Policía Local, Comercio y Emasa», dijo la portavoz.

«Ciudadanos está en contra de la okupación. No podemos permitir que un edificio que nos ha costado a los malagueños casi 4 millones (iba a ser una incubadora de empresas y su precio antes del recurso de los antiguos propietarios era 1,5 millones) adquirirlo sea utilizado por un colectivo que entró en él dándole unan patada a la puerta hace ya una década. Por eso vamos a llevar una moción al pleno del próximo vienes para que la corporación se pronuncie sobre la necesidad de desokupar el edificio, de rehabilitarlo y de destinarlo a usos culturales. Porque ahora su principal uso es sociopolítico», incidió, al tiempo que recordó que en el edificio de la calle Nosquera se han hecho eventos con exmiembros del GRAPO, se ha faltado al respeto a símbolos del Estado, se comete continua competencia desleal hacia los establecimientos hosteleros que pagan sus impuestos, se realizan fiestas o se utilizan las dependencias como punto logístico para manifestaciones.

Para Losada, ni siquiera se produce ya una intensa actividad cultural en La Invisible: «Siempre hemos defendido que la gestión de este espacio salga a concurso, pero podríamos analizar otras fórmulas, que desde luego deberán ser legales. Basta ya de utilizar lo que es de todos para unos pocos». Podría usarse el inmueble para acoger la Fundación Mirabal; la Academia de Ciencias; Málaga Medialab; Fundación Manuel Prieto y Málaga Diseño, o la Fundación Pérez Estrada.