El Instituto de Biotecnología y Desarrollo Azul (Ibyda), creado en el seno de la Universidad de Málaga (UMA), ha recibido el informe favorable de la Dirección de Evaluación y Acreditación (DEVA), dependiente de la Agencia Andaluza del Conocimiento de la Junta de Andalucía, para poder constituirse como instituto de investigación andaluz.

Según han informado en un comunicado, ser instituto universitario andaluz "dará un impulso al organismo de investigación", dirigido por el catedrático de Ecología, Félix López Figueroa, "para continuar con la investigación, la docencia, el desarrollo y la transferencia de conocimiento en Biotecnología y Desarrollo Azul".

El Ibyda, creado en el Consejo de Gobierno de la UMA el 28 de mayo de 2019, está compuesto por tres grandes unidades, como son Ecosistemas acuáticos, Biotecnología y procesos sostenibles, y Gestión azul y proyección social, donde participan 90 investigadores pertenecientes a 21 grupos de investigación.

El instituto está ubicado en el Centro Experimental Grice-Hutchinson, en la barriada de San Julián, compartiendo espacio con instalaciones del Jardín Botánico de la UMA.

En los últimos años se ha desarrollado infraestructura científica con el apoyo del Ministerio de Ciencia e Innovación, Junta de Andalucía y Universidad de Málaga para la investigación en tres líneas estratégicas, como son la emergencia ambiental, los procesos y sostenibilidad: bioenergía y biorrefinería, y la educación, formación y transferencia azul.

Asimismo, promueve también servicios de investigación que se ofrecen a empresas y grupos del sector de la acuicultura de peces y acuaponía (Centro de Ecología Y Microbiología de Sistemas Acuáticos controlados), han señalado.

La característica que identifica al instituto es su enfoque transdisciplinar, que aborda no solo aspectos naturales del medio ambiente sino también socioeconómicos. En definitiva, Ibyda pretende "ser un instrumento transdisciplinar de la administración pública, en el que todas las áreas de ciencias, ingeniería, geografía y planificación del territorio, economía, derecho, y educación generen sinergias de todo tipo, que permitan el avance del Desarrollo y de la Economía circular".