Juice Technology, considerada una de las compañías líderes a nivel mundial en el desarrollo de soluciones de recarga para vehículos eléctricos, ha escogido la ciudad de Málaga como sede para operar en España.

Esta multinacional tecnológica, de origen suizo, entra así a formar parte del ecosistema de innovación que se está vertebrando en torno a Málaga "y que aspira a convertirla en el polo tecnológico más importante del sur de Europa".

Desde su nueva localización en España, en calle Medellín, cerca del centro histórico de Málaga, Juice Technology ofrece soluciones globales de recarga fijas y portátiles para vehículos eléctricos y lidera en Europa desde 2014 el mercado de las estaciones de carga portátiles de 22 kw. La sede de Málaga arranca con seis personas y con el objetivo de, conforme se desarrolle más el mercado de la movilidad eléctrica en España, el equipo se vaya ampliando.  

Fundada y liderada por Christoph Erni, está presente en todo el mundo a través de su oficinas propias, filiales y empresas asociadas. El grupo corporativo también incluye Juice Services AG; Juice Telemetrics AG; la empresa alemana Juice Europe GmbH, con sede en Munich; Juice France SAS, en París; Zheijang Juice Technology Co. Ltd., en Hangzhou (China); y Juice Americas Inc., en el estado de Delaware (Estados Unidos). A ello se suma ahora Juice Iberia S.L, con sede en Málaga.

A día de hoy, la compañía da empleo a un equipo de casi 200 personas, integrando equipos de investigación y desarrollo, producción, administración, marketing, compras, ventas y logística.

Según ha informado la compañía en un comunicado, España es aún uno de los países de Europa con menos infraestructura de carga para coches eléctricos. De hecho, según el informe 'Making the transition to zero-emission mobility', elaborado por la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles, apenas contaba, en julio de este año, con un 3,3% de los puntos de recarga que hay repartidos en toda Europa.

Pese a ello, el mercado de la automoción está experimentando "un proceso de profunda transformación hacia la e-movilidad que se irá intensificando en los próximos años, fruto de la necesidad de nuevas soluciones de transporte más limpias y respetuosas con el planeta y más eficientes desde un punto de vista energético", han subrayado desde la multinacional.