Aunque se esperaba a última hora de la noche de este sábado, Juan Espadas no desveló hasta el domingo por la mañana el secreto al completo en relación a los integrantes de su primera Ejecutiva Regional como secretario general del PSOE de Andalucía. Aunque en jornadas anteriores había dado a conocer los nombramientos de los cargos más próximos a él y de otros que destilan un halo simbólico y estratégico, quedaba por desvelar el grueso de su equipo y el resultado -negociado casi hasta la extenuación con un total de 60 integrantes- le ha entregado a la provincia de Málaga un total de ocho integrantes, que fueron refrendados en la votación congresual dada a conocer justo antes de la intervención de Pedro Sánchez.  

A la consabida inclusión del hasta ahora secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, se han sumado el diputado Ignacio López -quien de este modo ya no podrá optar al liderazgo aprovincial y negoció recientemente su apoyo a Daniel Pérez-, el senador Josele Aguilar, el alcalde veleño Antonio Moreno Ferrer, la regidora de Benaoján Soraya García Mesa, la diputada provincial y teniente de alcalde de Álora Desirée Cortés, la dirigente socialista rondeña Isabel Aguilera y la concejala de Benalmádena María Isabel Ruiz.

De todos ellos, el que ocupará un eslabón más alto será Ignacio López, quien se asoma a la cúpula del Área Institucional como Secretario Coordinador del Área y responsable de Coordinación Parlamentaria. Además, a Josele Aguilar le ha correspondido la Secretaría de Política Autonómica y Desarrollo Estatutario; a Isabel Aguilera, la Secretaría de Empleo; a Soraya García la Secretaría de Emprendimiento e Innovación Social; a Antonio Moreno Ferrer la Secretaría de Turismo; a José Luis Ruiz Espejo la Secretaría de Servicios Sociales, Mayores y Diversidad; a Desirée Cortés la Secretaría de Acción Climática y Transición Energética; a Ana Isabel Ruiz la Secretaría de Infancia.

Foto de familia de los malagueños de la Ejecutiva Regional. L. O.

Anteriormente, el propio Espadas había ido adelantando por entregas algunos de los nombres. Así, la actual portavoz en el Parlamento de Andalucía, la jiennense Ángeles Ferriz, será su 'número 2' como vicesecretaria general. El granadino Manuel Pezzi se convertirá en presidente regional del partido en sustitución de Micaela Navarro. Y el alcalde de la localidad granadina de Maracena, Noel López Linares, será su Secretario de Organización. Además, integrará en su equipo a los secretarios generales ‘susanistas’ que han dado un paso al lado en sus provincias para facilitar la renovación: Verónica Pérez (Sevilla); Antonio Ruiz (Córdoba) y José Luis Ruiz Espejo (Málaga). Y a ellos se unirá también Irene García (Cádiz).

Asimismo, durante la jornada inaugural del cónclave torremolinense Espadas anunció que tanto el expresidente de la Junta de Andalucía Rafael Escuredo -quien le prestó su apoyo para las primarias- como la histórica dirigente socialista Amparo Rubiales también iban a ser incluidos en su equipo de colaboradores.

Cuando el último mandato de Susana Díaz como secretaria general del PSOE de Andalucía tocó a su fin, la provincia de Málaga contaba con siete representantes en la Ejecutiva Regional. Como 'pesos pesados' destacaron los parlamentarios andaluces Francisco Conejo y Beatriz Rubiño, quienes ejercieron como secretario de Relaciones Institucionales y secretaria de Políticas Migratorias, respectivamente. Además, el diputado nacional José Carlos Durán ostentó la secretaría de Empleo y Relaciones Laborales, mientras que la concejala veleña Cynthia García se hizo cargo de Turismo. Esta 'cuota malagueña' la completaron la senadora Marisa Bustinduy y el alcalde torremolinense José Ortiz en calidad vocales y Miguel Ángel Heredia al frente de la coordinación del Consejo Territorial.