El Ayuntamiento de Málaga, a través del Área de Movilidad, ha comenzado con la instalación del sistema de control de velocidad de carriles 30 kilómetros por hora que aún no ha entrado en funcionamiento. El sistema está formado por diez puntos de control (cabinas) que se instalarán bien en báculo independiente o en báculo de semáforo, y dos cinemómetros fijos que se irán alternando en estos diez puntos con el fin de servir como elemento disuasorio para la reducción de la velocidad en aquellos carriles donde está esté limitada a 30 km/h. La medida responde a la necesidad de reforzar la seguridad vial, peatonal y de usuarios de bicicleta y VMP en aquellas calzadas donde la velocidad máxima permitida sea esa, bien por tratarse de un carril ciclable o porque se haya visto reducida la velocidad de circulación, en el marco de la modificación del Reglamento de Circulación aprobado por el Gobierno Central, a través de la DGT, en vigor desde el pasado 11 de mayo.