La escuela San Telmo Business School, con sedes en Sevilla y Málaga, está comnemorando el XXV aniversario de la Cátedra BBVA de Empresa Familiar. Para ello,se ha celebrado un acto en la sede de la escuela de negocios en Sevilla con asistentes presenciales e invitados que se han conectado en remoto. Además de los miembros del Consejo Asesor de la Cátedra, han acudido al evento numerosos asociados y antiguos alumnos del Curso de Fundamentos de la Empresa Familiar que imparte cada año la escuela de negocios.

El acto ha comenzado con la intervención del presidente de San Telmo Business School, Eustasio Cobreros, que quiso resaltar la importancia de ser una escuela "hecha por y para los empresarios".

"Las empresas familiares representan en España el 90% del tejido empresarial, generan casi el 70% del empleo privado y son el motor responsable de producir cerca del 60% del PIB de la economía de nuestro país. Así lo entendió San Telmo Business School cuando creó la Cátedra de Empresa Familiar", ha afirmado.

Durante estos 25 años la Cátedra ha transmitido a familias empresarias, tanto andaluzas y extremeñas como del resto de la geografía nacional, su experiencia a la hora de abordar aspectos tan característicos como son la sucesión, la formación en habilidades y competencias de los miembros de la familia o la profesionalización de la gestión de la compañía y de sus órganos de gobierno.

Acto seguido, el presidente de la Cátedra BBVA de Empresa Familiar, Juan Cano Ruano, ha feclitado a los miembros y ha agradecido a todas las personas, empresas e instituciones que han depositado su confianza todos estos años en San Telmo Business School.

Por su parte, el director territorial Sur de BBVA, Francisco Javier Jerez Basurco, ha resaltado especialmente la apuesta por la sostenibilidad. "No se trata de algo pasajero ni de una moda, hoy se ha convertido en una clara fuente de oportunidades y una palanca para mitigar riesgos regulatorios o de reputación. Las empresas familiares que primero se posicionen en este sentido tendrán sin duda, una ventaja competitiva sobre el resto", ha afirmado.

Durante su intervención ha hecho también mención a una palanca que, a su juicio, lo mueve todo: la motivación. "La empresa familiar tiene en mi opinión una gran fortaleza, que es a su vez un gran aliado de la motivación: el orgullo de pertenencia. Alimentar ese orgullo de pertenencia en toda la plantilla y generación tras generación es la mejor fórmula para alcanzar niveles óptimos de motivación y con ello no sólo poder alcanzar los retos que uno se proponga, sino hacerlo de la mejor forma posible: disfrutando del camino", ha aseverado.

Un momento del acto conmemorativo en la escuela San Telmo. La Opinión

En representación de la Junta de Andalucía ha asistido la delegada Territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo y Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades en Sevilla, María del Mar Rull Fernández.

Tras finalizar la bienvenida institucional se ha procedido a las diferentes sesiones preparadas, de la mano de los profesores Bartolomé Alarcón, Ricardo Aparicio y Salvatore Tomaselli, que han reflexionado sobre los retos y el futuro de las empresas familiares.

A continuación, le ha tocado el turno a Garrigues, representado por su presidente de honor, Antonio Garrigues Walker. La firma internacional de abogados ha sido patrocinadora de los libros que se han escrito para la ocasión y que se han entregado en el acto de conmemoración. Uno, con una recopilación de casos escritos gracias a la Cátedra BBVA de Empresa Familiar, y otro, testimonial y cronológico que incluye fotografías desde el inicio dela Cátedra. El acto ha concluido con las palabras de Antonio García de Castro, presidente ejecutivo de San Telmo Business School.