Aunque el mercado laboral de Málaga se caracteriza por ser uno de los más dinámicos del país, los ingresos medios anuales declarados por rentas del trabajo están en el furgón de cola de las provincias españolas, un hecho que por desgracia se viene repitiendo año a año. Así queda de nuevo reflejado en las últimas estadísticas del «Mercado de Trabajo y Pensiones en las Fuentes Tributarias», publicadas hace unos días por el Ministerio de Hacienda y Función Pública y correspondientes a 2020.

A partir de los datos de la Agencia Tributaria, se comprueba que las más de 631.000 personas que presentaron rentas del trabajo en Málaga exhibían un salario medio anual de 16.946 euros, una cifra entre las más bajas en el ranking nacional, concretamente en el puesto 37 de 48 (se incluyen todas las provincias, ciudades autónomas y comunidades uniprovinciales a excepción de Navarra y de las tres provincias vascas, con otro régimen fiscal). La provincia malagueña sólo presenta una renta media anual superior a las de Jaén (14.230), Huelva (14.670), Badajoz (15.503), Granada (15.547), Cádiz (15.595), Cáceres (16.609), Tenerife (16.490), Almería (16.514) , Las Palmas (16.764) y Alicante (16.897).

Las cifras de 2020 dejan en Málaga, además, el primer retroceso en cinco años del número de asalariados y de la renta anual media, que venía subiendo de forma sostenida, algo que lógicamente es achacable al estallido de la pandemia y su impacto en el empleo.

La estadística de la Agencia Tributaria necesita de alguna matización, ya que no se refiere a los sueldos que se cobran mes a mes sino que se extraen, por tramos, de las rentas anuales declaradas por los empleadores mediante la Declaración Anual de Retenciones e Ingresos a Cuenta sobre Rendimientos del Trabajo, contando exactamente por igual a las personas que trabajan los doce meses del año como a aquellos que sólo lo hacen en momentos determinados. Eso produce un sesgo a la baja del salario en comparación con otras estadísticas.

Los números también están condicionados por el hecho de que hay personas que pierden el trabajo a lo largo del año y pasan a cobrar el desempleo o trabajadores que se jubilan en un determinado mes y acceden a una pensión, lo que provoca que sus retribuciones salariales sean, a efectos estadísticos, más reducidas.

En todo caso, y aclarados estos puntos, las cifras sí reflejan ciertas tendencias del mercado laboral, caracterizado por la precariedad laboral (empleos a tiempo parcial, una tónica de bajos salarios o el hecho de que un gran número de personas sólo trabaja en los meses de temporada turística).

Por otro lado, las rentas de trabajo en Málaga se sitúan más de 3.557 euros por debajo de la media española (que es de 20.503 euros anuales por persona). La mala posición se suele achacar al mayor peso del sector servicios en Málaga y a la carencia de un segmento industrial de peso, que suele tener salarios más elevados. Sea como sea, la brecha salarial de Málaga con España se ha agrandado en los años posteriores a la crisis económica de 2008, pese al repunte económico de los últimos ejercicios hasta la llegada del Covid. En 2007 la diferencia era de un 13,5% y ahora está en el 17,4%.

Ingresos por sectores

Los trabajadores del sector financiero y de las aseguradoras se sitúan a la cabeza de las retribuciones salariales de la provincia declaradas a la Agencia Tributaria, con una media de 34.651 euros para sus 11.760 empleados. Le siguen en el ranking de ingresos los 5.631 asalariados que trabajan en la industria extractiva, energía y agua (28.966 euros de media), los 12.985 del sector de información y comunicaciones (27,187) y los 146.746 de los servicios sociales (25.350).

Por detrás se coloca la industria (27.976 trabajadores y 18.266 euros de media), el comercio, reparaciones y transporte (133.576 empleados y 15.377 euros), la construcción y actividades inmobiliarias (66.740 personas y 15.456 euros), los servicios a las empresas (92.879 asalariados y 13.389 euros) y otros servicios personales y de ocio (111.317 declarantes y 8.931 euros). Cierra la lista el segmento de agricultura, ganadería y pesca, donde sus 22.114 asalariados declaran de media 5.982 euros.

Por sexos, la estadística de la Agencia Tributaria también revela que los hombres siguen cobrando bastante más que las mujeres. Los varones presentaron así un ingreso anual medio de 18.784 euros, por los 14.855 de las mujeres, lo que se explica en parte por la mayor temporalidad y parcialidad de los contratos que suele sufrir el colectivo femenino.

En relación a la edad, son los trabajadores más veteranos los que presentan mayores percepciones (se entiende que por la mayor antigüedad): así, los de entre 56 y 65 años ingresaron 21.781 euros de media. Las personas de entre los 46 y los 55 años cobraron 20.354 euros y las de entre 36 y 45 se quedaron en los 18.072 euros. Los más jóvenes son los que menos ingresan: 12.950 los de entre 26 y 35 y 6.214 los de 18 a 25 años.