El quinto Estudio del Índice de Madurez Digital de las empresas en España señala que la empresa española aprueba de forma raspada en digitalización. El estudio, realizado por el equipo de analistas de INCIPY y en colaboración con INDEED, ha entrevistado a 330 directivos de empresas de diferentes tamaños y sectores, donde han aportado interesantes datos.

Las cifras reflejan cómo la empresa española sigue impulsando la definición e implementación de sus estrategias de transformación digital para el 2022 por el impacto generado por la pandemia sin tener crecimiento respecto al año anterior, en parte por el retraso en la llegada de los fondos Next Generation EU.

Por segundo año consecutivo, la empresa española ha aprobado en transformación digital con 5,3 puntos sobre 10 y superado en los cuatro vectores de la misma. Encontrando, también, una evolución positiva en los estadios más avanzados de madurez digital en los que se encuentran las empresas: un 31% son estratégicas y un 11% innovadoras-disruptivas.

El aprobado en Madurez digital se debe principalmente al impulso del liderazgo transformador que ha seguido apostando por acelerar la digitalización ante el entorno actual de pandemia. Además, el 73% de las empresas ya disponen de una hoja de ruta digital. El 75% tienen previsto o están analizando solicitar fondos europeos destinados a financiar la tecnología y proyectos de la transformación digital. El 60% de las empresas afirman poder ofrecer una buena experiencia omnicanal a sus clientes. Y el 87% están implantando nuevas políticas de flexibilidad y teletrabajo, que se mantendrán tras la pandemia.

Una de las preguntas clave en el estudio era: «¿Van a solicitar fondos europeos para financiar la transformación digital de la empresa?» Y es que la UE ha puesto en marcha Next Generation EU, un programa de recuperación dotado con 750.000 millones de euros con el objetivo de impulsar el crecimiento económico de sus Estados miembro.

El 28% de las empresas, es decir más de una de cada cuatro, indicaron que solicitarán dichos fondos y el 47% lo está estudiando, por lo que se entiende que parte de las inversiones en transformación digital va a ser financiada con estos fondos europeos.

A pesar de todo, solo el 5% de las empresas españolas indican que su plan de transformación digital está implementado, un 27% disponen de hubs o áreas internas de innovación y solo el 18% están abordando planes de transformación hacia una Organización Agile, por lo que todavía estamos muy lejos de que las empresas españolas puedan desarrollar modelos disruptivos de negocio. Pero igualmente se observa que el esfuerzo empresarial y político actual acelerará estos indicadores en el 2022.