Málaga cuenta ya oficialmente con un nuevo proyecto tractor para el impulso de las tecnologías más punteras del momento y para la captación de inversiones y talento que sigan enriqueciendo su potente ecosistema innovador. La Fundación Instituto Ricardo Valle de Innovación (INNOVA IRV), cuyo proyecto fue presentado en abril del pasado año en el último foro Transfiere, ha celebrado este viernes su primer patronato en el Málaga Tech Park (PTA) con presencia de las entidades e instituciones fundadoras (la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, el Ayuntamiento de Málaga, Mayoral, Fundación Sando y Grupo Myramar) y con un elenco de empresas colaboradoras que ya suma a 26 grandes compañías nacionales e internacionales.

A la presentación del instituto, que firmó su escritura de constitución el pasado día 13 de enero, han acudido el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez; el presidente del INNOVA IRV y consjejero delegado del grupo Premo, Ezequiel Navarro; el director de Málaga TechPark, Felipe Romera; y el presidente de Ametic, Pedro Mier. El proyecto, que en un primer momento se denominó Innovalia, comenzó a gestarse en 2020 y está inspirado en el Instituto Fraunhofer alemán como instrumento para ganar competitividad, escala, atraer inversiones y fomentar la creación de nuevas empresas de Base Tecnológica NEBT. De hecho, uno de los objetivos es generar un centener de firmas de este tipo a lo largo de los próximos años.

Ezequiel Navarro, Francisco de la Torre, Rogelio Veslasco, José Ángel Narváez y Felipe Romera, este viernes en el PTA de Málaga. Gregorio Marrero

Entre las entidades colaboradoras participan en este proyecto Accenture, Premo, Dekra, Google, Aeorum, Tupl, Endesa, Tinamica, Simon, Top Digital, Málaga TechPark, Ametic, Orange, Ericsson, Vodafone, Esesa, Aertec, Bic Euronova, Famadesa, Unicaja, Universidad de Málaga, Universidad de Sevilla, Universidad de Granada, Junta de Andalucía, Ayuntamiento de Málaga y Diputación de Málaga.

Entre los objetivos de INNOVA IRV están el generar un efecto tractor en la economía española de manera sostenida, acometer en profundidad la transformación verde y digital, contribuir a la creación de empleos de alto valor añadido y maximizando el impacto de capacidades de I+D+i desarrolladas por el centro, alcanzando los 930 empleos directos de alta cualificación y 2.084 empleos indirectos en 2026.

La nueva institución contará, además, con la participación activa del Málaga TechPark, donde tendrá su sede, y de las principales empresas instaladas en la tecnópolis.

Se aspira así a captar en diez años para la economía malagueña y andaluza hasta 500 millones de euros de Europa y 1.500 millones de euros de inversión público y privada, un crecimiento del 15% de la facturación de las compañías implicadas, el registro de más de 300 patentes, el aumento en un 30% de los doctores industriales y generar 3.000 millones de euros más en exportaciones.

La iniciativa pretende crear una red de nodos de innovación, el primero de los cuales estará en Málaga, centrado en tres áreas: la primera de ellas, la microelectrónica, un campo crítico para toda la industria española, como se ha demostrado con las consecuencias de la escasez de microcontroladores que ha llegado a paralizar industrias como la del automóvil. Las otras dos serán las tecnologías digitales (5G, ciberseguridad, inteligencia artificial y vehículo conectado) y las tecnologías digitales aplicadas (industria 4.0, sistemas aeroespaciales y salud digital).

Con la puesta en marcha de esta fundación se pretende afianzar la colaboración de las empresas tecnológicas con el conocimiento aportado por la Universidad de Málaga, junto con la Universidad de Granada y de Sevilla.

El consejero Velasco ha explicado que el Ricardo Valle nace con el propósito de convertirse en un centro de referencia en el avance de tecnologías altamente demandadas por el mercado como el 5G+, el cloud computing, la inteligencia artificial o la ciberseguridad. "Tenemos una gran ambición con este proyecto, en el que la Junta y al Ayuntamiento han ido de la mano", ha comentado el consejero, que confía en que el ámbito de la inciativa no es sólo local, sino andaluz, nacional y europeo, y que ha añadido que "ayudará a la modernización del tejido productivo andaluz, mejorando la competitividad, la proyección internacional de nuestras empresas, la atracción de inversiones y la generación de nuevas iniciativas empresariales".

Por su parte, De la Torre ha agradecido a Mayoral, Sando y Myramar su implicación en la creación de esta fundación, así como al conjunto de entidades y empresas colaboradoras. El regidor ha recordado que Málaga es un referente de ciudad con proyectos innovadores de ámbito nacional e internacional. "La administración debe ser palanca de cambio para la transformación económica y favorecer que las empresas locales puedan continuar especializándose en sectores que les permitan competir a escala global, atraer talento y generar empleo cualificado", ha aseverado. También ha destacado la fórmula de la colaboración público-privada, asegurando que serán las empresas presentes en el Ricardo Valle las que aportarán la mayor parte de los fondos para su desarrollo.

El proyecto cuenta también con el respaldo de Ametic, la patronal representante del sector de la industria tecnológica digital en España, que cuenta entre sus asociados con empresas de todos los tamaños de TI, Telecomunicaciones, Electrónica, Servicios y Contenidos Digitales. Su presidente, Pedro Mier, ha alabado el papel de la Málaga Tecnológica. "Esto nace con una genética muy malagueña, con un ecosistema muy cohesionado y con la capacidad de llevar todas las cosas a la práctica. Lo tenemos todo para que sea un éxito", ha afirmado. La compañía Ericsson, por ejemplo, será la encargada de desplegar una red experimental de 5G en el entorno del PTA, y Dekra lidera el segmento del vehículo conectado, mientras que también será muy importante, en materia de ciberseguridad, la presencia de Google a través de Virus Total, dirigida por Bernardo Quintero, que ha asistido también a la presentación.

El proyecto se ha bautizado como Ricardo Valle Innovation Network (RVIN) en homenaje al insigne ingeniero de telecomunicaciones malagueño que fundó la Escuela Técnica Superior de Telecomunicaciones de Barcelona y era experto en electromagnetismo. Fue considerado una mente adelantada a su tiempo que tuvo la visión de articular la formación en las más prestigiosas universidades, como el MIT o Carnegie Mello. Todos los intervinientes en el acto han tenido palabras de cariño y agradecimiento en su memoria.

"Fue una persona extraordinaria, generosa, capaz de saltar toda las barreras. No podía haber mejor nombre para esta iniciativa", ha manifestado el presidente de la patronal Ametic, Pedro Mier.