Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Educación

Cómo ahorrar agua, asignatura obligatoria en tiempos de sequía

Emprendimiento, agricultura ecológica y sostenible, análisis científico... Más de 500 alumnos de Primaria y Secundaria del Colegio El Pinar están participando en este proyecto piloto que ayuda a que se conciencien sobre la importancia de cuidar el planeta y proteger sus recursos. Además, ante la situación de grave sequía que vivimos, iniciativas como ésta desde el ámbito educativo adquieren especial importancia. Los más de 500 metros cuadrados del huerto escolar de El Pinar han incorporado este curso unos paneles de materia orgánica de la empresa Secalflor que permiten un ahorro de agua de hasta el 50%

Alumnos de Primaria del colegio El Pinar trabajan en el agroaula. | LA OPINIÓN

Los embalses malagueños están en una situación crítica y si no llueve este mes la provincia tendrá la mitad de agua disponible que hace un año. Muchos municipios están restringiendo ya el consumo y los agricultores sufren especialmente una situación que se suma a problemas como los bajos precios. La sequía es una realidad muy grave de la que debemos ser conscientes todos, incluso los más pequeños. Pero, ¿se puede aprender en la escuela de una forma práctica la importancia de conceptos como la sostenibilidad o la economía circular?

El Colegio El Pinar está demostrando que es posible con un proyecto pionero de innovación educativa y emprendimiento a gran escala y con un perfil muy profesional. Más de 500 alumnos de Primaria y Secundaria están aprendiendo la importancia del ahorro del agua y de la agricultura sostenible con la colaboración de la empresa de I+D Secalflor que está realizando un ensayo científico en el huerto de este centro educativo.

Son muchos ya los colegios que han introducido el huerto como un espacio formativo más, pero El Pinar ha querido ir más lejos y se ha convertido en el primer centro educativo de España que colabora en un proyecto piloto para comprobar la eficacia de unos paneles que permiten ahorrar hasta el 50% del agua que los cultivos necesitan.

En una parcela de unos 500 metros cuadrados frente al colegio se extienden desde principios de curso bancales con lechugas, zanahorias, cebollas o diferentes tipo de coles. Como explica el profesor Sergio Benito, responsable de este proyecto y de la asignatura de Emprendimiento, entre otras, son los alumnos de Primaria los que se han encargado de rellenar los bancales, ararlos, sembrar y todo lo necesario.

Hasta ahora, el papel de los de Secundaria era gestionar el huerto como una empresa y ocuparse de la producción, la organización del personal, la parte de ventas, marketing y contabilidad.

Pero este curso han incorporado un ámbito científico realizando mediciones. Y es que para comprobar el nivel de eficacia de los paneles de Secalflor estos se han instalado en la mitad de los bancales. Es decir, que unas coles, por ejemplo, están creciendo sólo con el agua de riego y la escasa lluvia que está cayendo, mientras que otras cuentan con el suplemento que les aportan estos novedosos paneles.

«Son paneles de fibra cien por cien vegetal, un material totalmente orgánico, y funcionan como una esponja. Al introducirlos en el suelo absorben el agua y ayudan a mantener la humedad durante más tiempo y de forma muy estable», explica Patrick Peckham, jefe de Ventas de Secalflor. Además, los cultivos también reciben hasta un 30% más de nutrientes, disminuye la salinidad de las aguas y se logra mantener un pH estable.

«Medimos cuánta agua recibe el cultivo por semana y la longitud y el peso de la planta», explica el docente sobre este ensayo cuyos resultados no se tendrán hasta final de curso cuando se recoja la cosecha de verano.

Sin embargo, el proyecto no acabará en junio porque los paneles de Secalflor tienen una vida mínima de cinco años, con lo que en los próximos cursos podrán seguir observándose sus efectos. Por su parte, la empresa también está realizando sus propias mediciones en este particular ‘laboratorio escolar’.

Aplicaciones en jardinería

Este producto ya está en el mercado y se dirige sobre todo a la agricultura ecológica, aunque la firma, filial de la empresa alemana Secalflor GmbH, también está trabajando con ayuntamientos como el de Málaga, el de Benahavís o el de Jaén en proyectos para reducir el consumo de agua en parques y jardines o en cubiertas verdes.

«A nivel municipal se están incentivando mucho las cubiertas verdes para reducir un poco las temperaturas en las ciudades y nuestros paneles ayudan muchísimo», indica Patrick Peckham.

Conscientes de la importancia de concienciar a las nuevas generaciones sobre el cuidado del planeta y el ahorro del agua, Secalflor ha puesto en marcha el proyecto ‘Semillas del futuro’ para que cualquier colegio pueda vivir la experiencia que se está realizando en el colegio El Pinar.

Por su parte, el profesor de Emprendimiento de este centro malagueño, asignatura de diseño propio que cursan todos los alumnos, destaca como el huerto es un proyecto transversal que cada vez está englobando más materias. Por ejemplo, el próximo curso esperan introducir la robótica para digitalizar las mediciones de los cultivos.

En cuanto a la concienciación sobre la sostenibilidad, cree que iniciativas como esta del agroaula ayudan a los jóvenes a tener más presente estos temas aunque es un trabajo a largo plazo. «Hay que conseguir que no sólo estén concienciados en el aula, sino en la práctica en su vida diaria».

Compartir el artículo

stats