La noche ha sido intensa en lluvias en el extremo más occidental de la Costa del Sol y en el Valle del Guadalhorce, que son las zonas que han recibido el grueso de las precipitaciones hasta las 7.10 horas de este miércoles, en el que gran parte de la provincia se encuentra en alerta naranja por lluvias, extendida para incluir también al jueves, y la Axarquía y Antequera, en alerta amarilla.

Estepona lidera por ahora las precipitaciones recogidas en la Costa del Sol, con 23,8 litros por metro cuadrado hasta las 7.10 horas de esta mañana, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Aunque estos datos van a ir en aumento en las próximas horas, ya que el municipio está recibiendo un fuerte aguacero desde las 6.00 horas, que había descargado 8,6 litros en una hora.

No obstante, el principal problema del municipio son las lluvias caídas en las montañas de alrededor, que estaba provocando la bajada de los ríos con mucho caudal. Así, el paraje de Los Reales, en Sierra Bermeja, es el punto de la provincia que más agua llevaba recogida durante la noche, con 167,3 litros por metro cuadrado hasta las 10.00 horas y en las últimas 12 horas, aunque el grueso de las lluvias se produjeron durante esta noche del miércoles. Le siguen registros en el río Genal (Jubrique) con 76,5 litros; en Pujerra, 69,4 litros; de Casarabonela, con 68,9 litros; en el río Guadiaro, 99,7 litros y en Majada de las Lomas, cerca de Álora, con 54,6 litros.

Estas lluvias han provocado que el Ayuntamiento de Estepona haya activado el Plan de Emergencias Municipal, ya que hay riesgo de desbordamiento de los ríos, lo que ha obligado al corte de sus accesos. El alcalde de Estepona, José María Martín Urbano, ha detallado que los efectivos trabajan de manera coordinada y "en estos momentos podemos decir que las infraestructuras de la ciudad no han sufrido daños con este fuerte temporal".

García Urbano ha agradecido la labor del personal que están trabajando en las labores de seguridad y prevención y ha vuelto a hacer un llamamiento a los ciudadanos para que tengan precaución y eviten desplazamientos en las zonas cercanas a los ríos.

Benahavís es otro de los municipios donde también se han recibido intensas lluvias durante la noche, con 37,8 litros, ya que las precipitaciones se han centrado, hasta el momento, en el extremo más occidental de la Costa del Sol, cerca ya de Cádiz, y en el Valle del Guadalhorce y su entorno, donde los datos de la Red Hidrosur muestran lluvias mucho más importantes aunque no en núcleos urbanos.

A esto se le unen fuertes rachas de viento, que en Marbella alcanzaron los 52 kilómetros por hora y en el Aeropuerto de Málaga, 49 kilómetros. Esto ha llevado a declarar también la alerta amarilla en el litoral por el riesgo de olas de hasta 4 metros y vientos que pueden llegar a ser de fuerza 7.

Incidencias por lluvia

En Málaga capital también se han activado los planes de emergencias municipal ante las previsiones meteorológicas, pero las intensas precipitaciones han afectado más a la zona occidental de la provincia. Especialmente a Sierra Bermeja, la Serranía de Ronda y la Sierra de las Nieves. El incremento de los cauces de los arroyos, alimentados por las abundantes lluvias de las últimas horas, han anegado varias carreteras provinciales como la MA-5401, que une El Burgo y Casarabonela, donde se ha desbordado un arroyo a la altura del kilómetro 8, y la MA-5400 en la misma localidad, que han causado su corte, aunque este último posteriormente se reabrió.

En la zona se encuentra un equipo desde primera hora de la mañana para despejar la zona hasta que baje el nivel del agua. Además, se va a señalizar para advertir a los vecinos de la imposibilidad de circular por este tramo. Asimismo, en el punto kilométrico 16+000 han caído árboles a la calzada que están siendo retirados, donde también están actuando los efectivos del Consorcio de Bomberos. Otro peligro que presenta la MA-5401 en su tramo hasta Ardales son varias balsas de agua en la calzada, por lo que se aconseja no circular hasta que mejore la situación.

En Casares se ha cortado el paso en el camino de Los Pedregales, que conecta con Estepona, por la lluvia y en Ronda se han atendido algunos avisos por anegaciones puntuales.

Las intensas precipitaciones no causan incidencias graves en Casares aunque continúa cortado el Camino de Los Pedregales entre el municipio y Estepona

También se ha producido un nuevo desbordamiento del vado inundable sobre el río Almárchal en la MA-8302 en Genalguacil, según ha informado la Diputación, en una zona de Sierra Bermeja y la Serranía de Ronda donde los cauces están siendo muy caudalosos.

En cuanto a desprendimientos de piedras de gran tamaño, estos han afectado a la MA-8401 (Cortes de la Frontera); a la MA-5403 Ardales-El Chorro; a la carretera de Jubrique, MA-8301, donde los desprendimientos de rocas y árboles han aislado a dos vehículos que no han podido liberarse hasta las 10.25 horas y a la MA-3111 de Olías a Comares.

Se extiende la alerta naranja

Las lluvias seguirán a lo largo de la jornada, aunque al mediodía haya un leve respiro, para volver con fuerza esta tarde y noche, extendiéndose en forma de tormenta a lo largo del jueves, no descartándose que vayan acompañadas de aparato eléctrico. Esto ha provocado que la alerta naranja, que ayer estaba decretada para el miércoles, incluya ya el jueves, hasta las 00.00 horas del día 25, con previsión de registrar hasta 90 litros en 12 horas. En la provincia de Málaga el aviso estará vigente en las comarcas de Ronda, Sol y Guadalhorce.