Un hombre ha sido detenido en Málaga por presuntamente abandonar a su hijo de 15 años que sufre una discapacidad del 54% y gran dependencia debido a una parálisis cerebral. Al arrestado, de 46 años, se le atribuye un delito contra los derechos y deberes familiares.

Ocurrió el pasado 23 de marzo. El Servicio de Protección de Menores de Málaga informó al Área de Protección a Menor (APROME) de la Unidad de la Policía Nacional Adscrita que tenían conocimiento, por medio de los Servicios Sociales del Ayuntamiento, de la existencia de un adolescente con un elevado grado de dependencia del que se sospechaba que pudiera encontrarse viviendo en condiciones que supondrían “un riesgo grave para su integridad física y salud”. Los agentes desplegaron un gran dispositivo para localizar al menor, que fue hallado en una vivienda con un "aspecto sucio" y "notablemente descuidado". Según el subinspector Soto, uno de los agentes de APROME que intervinieron, todo parecía indicar que el menor llevaba varios días sin el control de adultos e incluso intentó comunicarse, dando a entender a sus interlocutores que llevaba varias jornadas sin comer ni asearse.

Los agentes solicitaron entonces la colaboración de los Servicios Sociales del Ayuntamiento y del Servicio de Protección de Menores de la Junta, quienes atendieron las necesidades urgentes de alimentación e higiene del menor y lo trasladaron hasta un centro de protección especializado para este tipo de discapacidades, donde finalmente ha quedado ingresado bajo la guarda y tutela de la administración autonómica.

Posteriormente, los agentes averiguaron que el padre, con numerosos antecedentes policiales, presentaba problemas con la bebida y otras adicciones. La investigación determinó que el hombre solía estar ausente del domicilio familiar, y cuando se encontraba en el mismo "se desentendía completamente del más mínimo cuidado hacia su hijo y sus especiales necesidades". Según ha informado la Junta de Andalucía, el chico llevaba meses sin acudir al instituto. Tal fue la gravedad de la situación de desprotección y abandono que se procedió a la detención del padre, a quien se le notificó el desamparo y la pérdida de la tutela de su hijo, siendo puesto posteriormente a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Málaga.