El grupo municipal de Unidas Podemos por Málaga (UPporMálaga) ha registrado una iniciativa ante la comisión de Sostenibilidad para proponer "la creación de refugios climáticos naturales que aumenten las zonas de sombra en los barrios, especialmente en aquellos puntos en los que se detecta un mayor sobrecalentamiento, como medida práctica para proteger a la población de las altas temperaturas y los efectos del cambio climático y el modelo de urbanismo y movilidad insostenible imperante en la ciudad".

El viceportavoz de Unidas Podemos, Nicolás Sguiglia, ha señalado que "Málaga se encuentra entre las ciudades españolas que más ha subido la temperatura en la última década; según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), se han llegado a detectar hasta nueve grados de diferencia entre el centro de la ciudad y las áreas limítrofes".

Sguiglia ha incidido en la necesidad de "contar urgentemente con espacios de sombra en las zonas públicas en Málaga, necesitamos que se ponga en marcha un Plan de Refugios Climáticos en los que las personas puedan permanecer en unas condiciones térmicas adecuadas, sobre todo pensando en la ciudadanía más vulnerable como las personas mayores y la infancia, porque el 95% de los parques infantiles de la ciudad no tiene sombra".

Al respecto, se ha referido que "un reciente estudio de la Universidad Politécnica de Madrid, encargado por el Ayuntamiento de Málaga, confirma las diferencias de temperatura de hasta de seis grados entre los diferentes barrios de la ciudad".

"Este estudio pone de manifiesto la influencia que tienen las grandes masas de vegetación de la ciudad sobre el descenso de las temperaturas y la incidencia de factores urbanísticos, medioambientales y de movilidad para crear la isla urbana de calor de Málaga", ha agregado en un comunicado.

Además, ha explicado que otros acuerdos de la moción pasan "porque se intensifique la integración de vegetación en los recorridos urbanos, se generen recorridos peatonales sin exposición solar directa, se implementen soluciones de sombra en los parques infantiles y las zonas biosaludables y que se ponga en marcha una red de sistemas de monitorización en tiempo real, que permita identificar las áreas con mayor impacto durante las olas de calor, lo que proporcionaría una capacidad de respuesta inmediata a los servicios de emergencia y un menor impacto sobre la población".

Por su parte, la concejala de UPporMálaga Remedios Ramos ha señalado que "es necesario que Málaga camine hacia una ciudad más verde, más habitable para que las personas puedan vivir con condiciones y garantías de salud, una de las medidas clave es ampliar las zonas de sombra en los espacios públicos como plazas, calles y parques, preferentemente con soluciones naturales como árboles o pérgolas con plantas".