Kiosco

La Opinión de Málaga

Jacobo Florido Concejal de Turismo del Ayuntamiento de Málaga

«Si la Semana Santa ha sido buena, el verano será incluso mejor»

«Málaga no va a morir de éxito, otra cosa es que debamos revisar ciertas actuaciones promocionales, dirigirnos a otro tipo de mercados, no concentrar en las mismas fechas»

Jacobo Florido, nuevo concejal de Turismo en el Ayuntamiento de Málaga. Álex Zea

Jacobo Florido (Málaga, 1977) es desde principios de abril el nuevo concejal de Turismo en el Ayuntamiento de Málaga. Su nombramiento parte de una división de áreas. Sus objetivos, asegura, son aumentar las pernoctaciones y minimizar la estacionalidad.

Vuelve a sus manos un área de Turismo, en este caso la de la capital, tras su paso por la Diputación de Málaga y como consejero delegado en Turismo Costa del Sol. No es casualidad.

Entiendo que cuando el alcalde valoró separar las áreas para que una de ellas mismas se dedicara a la captación de inversiones y después Turismo, entendió que la persona que tenía esa experiencia era yo. Es de agradecer de que se tuviera en cuenta.

¿Se esperaba este cambio o fue tan de improviso como lo fue el anuncio con la Semana Santa a la vuelta de la esquina?

Yo sinceramente no lo esperaba. Al parecer el alcalde llevaba tiempo en que el atraer inversiones, en el tema de la Expo, tenía que conllevar una dedicación casi exclusiva al respecto y que si seguía sumado a Turismo, eran demasiadas las materias al respecto y entendía que había que separar.

Esto le devuelve al primer plano de la gestión municipal con la «joya de la corona» de las áreas municipales. ¿Cómo se lo ha tomado?

Es la joya de la corona, sí, obviamente. Pero la joya de la corona son los distritos, a mí lo que más me gusta es ser concejal de distrito. Obviamente el turismo en Málaga tiene un Producto Interior Bruto, un peso muy fuerte, genera en situación normal más de 3.000 millones de euros en impacto económico, hablamos de un área muy muy fuerte y que interviene mucho en la economía doméstica de las familias, por lo tanto, ahí sí te doy la razón que en cuanto a ese peso sí que lo tiene y mucha es la responsabilidad al respecto.

Este cambio de fichas se ha achacado a un descontento en el sector turístico malagueño que empieza con el cese del director general de Turismo y Promoción de la Ciudad [Javier Hernández]. ¿Cómo cree que se ha acogido su nombramiento?

Sinceramente yo desconozco eso, primer punto. Y en segundo lugar, a mí el sector, desde mi incorporación no me ha mencionado nada al respecto. Simplemente ellos se alegraron porque yo venía del mundo del sector, ya lo conocía, y ellos se alegraban de que si tenía que haber cambios, que esa persona fuera yo.

La ciudad empieza a recuperarse del hundimiento de la pandemia. La Semana Santa ha traído datos muy positivos. ¿Podremos extrapolarlos a la temporada alta de verano?

Siempre es así, según vaya la Semana Santa si no hay acontecimientos que lo alteren, como vivimos una época que hay bastantes sobresaltos, lo más normal es que si la Semana Santa ha sido buena, el verano sea incluso mejor. De hecho en la rueda de prensa que dimos ,el presidente de los hoteleros malagueños dijo que fue incluso mejor que las perspectivas, un punto por encima. Ellos esperaban el 83% y estaban en torno al 84%. Nosotros en cuanto a las visitas que hemos recibido en los puntos de encuentro turísticos ha sido un 15%, además recuperando mercado británico, que contó con el brexit, que los británicos vuelvan a fijarse en Málaga es muy importante. Y después, el mercado madrileño e incluso vasco, que nos siguen siendo fieles a este destino. Esto hace resaltar que se espera una buena perspectiva de verano.

2019 fue un año histórico en todos los ámbitos. Málaga tuvo casi un 1,4 millones de visitantes. ¿Esas cifras se van a empezar a recuperar?

Yo lo espero. Está claro que 2019 fue el mejor año de la historia tanto a nivel de ciudad, provincial e incluso a nivel de Andalucía. Esa es la meta a conseguir. Simplemente si nos aproximamos ya sería un éxito pero evidentemente si se mejora pues mejor que mejor, sobre todo por el impacto económico que tiene en la ciudad. A pesar de que pueda existir un cierto sector que quiere poner en duda los beneficios del turismo, yo creo que son muchas las familias, es un tema delicado y hay que ser muy respetuoso, hay que darle siempre facilidades al respecto.

El turismo siempre es lo primero que cae en un momento de crisis y también es lo primero que se recupera. ¿Está ocurriendo así en Málaga?

Sí, pero sí es cierto que el Ayuntamiento no ha puesto todos los huevos en la misma cesta. En tecnología somos punta, somos atracción de inversiones, son muchísimos los inversores los que quieren establecer su puerto base en Málaga. Por lo tanto, es verdad que el turismo en Málaga tiene un peso muy importante pero hay otro tipo de inversiones de otro calado que están floreciendo.

En el debate sobre el turismo en Málaga siempre se contraponen dos ideas. El momento de expansión que vive la ciudad y la posibilidad de morir de éxito. ¿Corre la ciudad ese riesgo?

Yo creo que no. Por eso digo que cuidado con los discursos un poco catastrofistas. A veces se quiere hacer de forma constructiva, cosa que yo alabo, pero hay que tener mucho cuidado porque eso puede llegar a calar y podemos dar una imagen de cara al exterior que no sea así. En eso yo soy muy precavido. Pero no es así, yo creo que Málaga no va morir de éxito, otra cosa es que debamos revisar ciertas actuaciones promocionales, dirigirnos a otro tipo de mercados, no concentrar en las mismas fechas, intentar diversificar esas estancias... eso es lo que vamos a intentar hacer durante este año que por ahora voy a tener. Es cierto que obviamente hay que modificar ciertos comportamientos pero yo no creo que Málaga va a morir de éxito porque el afán inversor que hay sobre Málaga, la cantidad de ojos que están puestos sobre Málaga, no solo de carácter turístico sino inversor, cuando se conjugan las dos cosas, es muy complicado. Obviamente esto puede traer que haya unas pequeñas anomalías que intentaremos rectificar.

Sobre el modelo turístico en el Centro, ¿habría que plantearse empezar a abrir hacia otras zonas de la ciudad?

Yo creo que siempre hay que abrir a otras zonas de la ciudad. Tenemos la zona de Tabacalera, otra oferta de gastronomía que no está repartida solamente en el Centro sino en otros contextos de la ciudad. Apostaremos por eso.

¿Cuáles son sus objetivos para lo que queda de mandato?

Mi objetivo es aumentar el número de pernoctaciones, las estancias, no llegamos a los dos días. Sería conveniente que vayamos a por ese turista que aumente la pernoctación y después que aumente el número de visitantes en otro período de nuestros más de 320 días de sol que tenemos al año y para eso tenemos cultura, gastronomía, playas, playas accesibles, banderas azules... y todo eso aderezado con una costa maravillosa.

Compartir el artículo

stats