El Grupo Municipal Socialista ha pedido al alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, “acabar con el caos generado en la regulación y control de vehículos de movilidad personal de empresas privadas, como patinetes y bicis de alquiler, que invaden el espacio público por aparcarse mal en las aceras del centro y de nuestros barrios”. En rueda de prensa, el portavoz socialista, Daniel Pérez, ha presentado una moción junto al responsable de movilidad en el grupo, Jorge Quero; a la responsable del distrito Centro en el PSOE, Carmen Martín, y al portavoz de la Asociación de Usuarios para la Movilidad Personal y Ecológica de Málaga, Antonio Ruiz.

“Nos encontramos justo enfrente de la entrada del Museo de Málaga y aquí decenas de patinetes amanecen tirados por el suelo, nos acaba de informar un vecino. Imagínense cómo afectan en los barrios los patinetes encima de las aceras, en los distritos donde el equipo de gobierno no pone tanto empeño en vigilar estas actitudes incívicas”, ha manifestado el socialista. Pérez ha señalado a De la Torre como “máximo responsable de este problema. El PP se cargó un servicio municipal de préstamo de bicicletas, MálagaBici, “que tenía más de 50.000 usuarios inscritos y tenía precios asequibles. Ahora, ha permitido la llegada de ocho empresas privadas de alquiler 17 veces más caros con 2.400 patinetes que invaden el espacio público por la falta de control del Ayuntamiento”, ha denunciado el socialista.

Daniel Pérez ha pedido al Ayuntamiento de Málaga “el cumplimiento estricto de la normativa sobre movilidad, que no se está cumpliendo, y pedimos que se aprueba una modificación para que se respete el espacio público de los peatones y también para garantizar la seguridad de las personas que apuestan por los vehículos de movilidad personal para sus desplazamientos cotidianos, con medidas de calmado de tráfico y, sobre todo, vías segregadas del tráfico pesado”.

Desde la puesta en marcha de la nueva ordenanza municipal de movilidad, el PSOE ha criticado “que se expulse a los niños que pedaleaban en las aceras para obligar a compartir espacio con camiones y coches en los carriles 30”, ha expresado por su parte el concejal socialista Jorge Quero. El edil, responsable de Movilidad en este grupo, defenderá el próximo lunes en comisión “que se mejoren las medidas de seguridad vial, con semáforos, pasos de cebra y badenes para el calmado de tráfico en los puntos negros de la ciudad con especial atención en la protección de los colectivos vulnerables”, como es el caso de los usuarios de patinetes y de bicicletas

Además, “visto que este equipo de gobierno no entiende la movilidad sostenible porque tiene una visión de los años del ferrocarril, les exigimos que de una vez por todas se acondicionen viales para vehículos alternativos no contaminantes, segregándolas del resto del tráfico rodado, además de aumentar la red de carriles bici con vías exclusivas para estos vehículos”. Potenciar la movilidad sostenible en Málaga “es hacer ciudad de futuro, de progreso y de respeto medioambiental cumpliendo con los Objetidos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030”, ha defendido Quero. “Pero aquí no vale el marketing ni la propaganda. Requiere de un compromiso serio, dotar de infraestructuras y equipamientos a los vehículos de movilidad personal, controlando también actuaciones incívicas como el aparcamiento incorrecto en las aceras. Hay que conseguir una convivencia pacífica entre ciclistas, usuarios de patinetes y peatones”.

Para Quero, “las políticas en materia de movilidad del equipo de gobierno se realizan bajo el mandato de la sordera política y la imposición, que se han ganado la contestación social con dos bicisfestaciones multitudinarias en contra de la ordenanza de movilidad y caceroladas por las noches, en los barrios de Huelin y la Unión, por la sordera política del equipo de gobierno, imponiendo el SARE en barrios obreros”. En el primer caso, una primera manifestación en bicicleta reunió a más de 8.000 personas que al final del trayecto abuchearon al alcalde, Francisco de la Torre.

Para el presidente de la Asociación de Usuarios para la Movilidad Personal y Ecológica de Málaga, Antonio Ruiz, “Málaga no está preparada, ni tiene infraestructuras, para el desembarco de 2.400 patinetes gestionados por 8 empresas privadas”. Para Ruiz, “el problema de los patinetes en las aceras es un síntoma de que el Ayuntamiento está privatizando poco a poco el centro de Málaga, Paco de la Torre está convirtiendo Málaga en un parque temático para los turistas que llegan en los cruceros, mientras que se carga una empresa municipal de préstamo de bicicletas que funcionaba con precios muy buenos, para convertir la movilidad en un negocio de empresas que no respetan el espacio público”. Antonio Ruiz también ve “el conflicto de los patinetes en las aceras sobre todo en los barrios, porque el Ayuntamiento se esmera en que el centro esté bonito para los turistas. Los malagueños tenemos que reconquistar Málaga y ponerla a nuestra disposición. Queremos que esta privatización se acabe”, ha zanjado.