El grupo municipal socialista ha pedido al Ayuntamiento de Málaga un plan de ayudas para los comercios afectados por obras en las calles donde tienen sus negocios, caso de Trinidad Grund en el Soho y Carretería en el Centro, también Echevarría del Palo, porque "el ruido, el polvo y las dificultades de acceso de sus clientes les condenan a la ruina".

"Con la bajada de ventas, muchos han tenido que echar el cierre y lo han hecho hasta con pérdidas", ha asegurado el portavoz municipal socialista, Daniel Pérez, en rueda de prensa junto a las ediles del PSOE María del Carmen Sánchez, Alicia Murillo y Carmen Martín.

Pérez ha culpado al alcalde de estos cierres y de la "ruina de los comerciantes", advirtiendo que en el caso del Soho, concretamente en Trinidad Grund, "ni siquiera se ha dignado a informarles sobre el período que acabarán los trabajos, mientras que la calle está patas arriba y es lógico que los clientes eviten pasar por allí".

La orden de ayudas que pide el grupo socialista pide que se pongan en el foco a las empresas del pequeño comercio de Carretería, Puerta Nueva, aledaños y Trinidad Grund.

"Es la tercera vez que se presenta esta iniciativa en la comisión de Comercio porque debemos poner al alcalde frente al espejo, un alcalde que no escucha al pequeño comercio, que sólo pone en marcha iniciativas de marketing para no les informa que unas obras municipales afectarán a sus cajas", ha criticado Pérez, al tiempo que ha insistido en que "De la Torre tiene que avisar a los comerciantes de la duración de las obras y con tiempos reales, porque al final aquí unas obras de seis meses se convierten en dos años".

"Lo que necesitan los comerciantes afectados por obras en sus calles no son palabras bonitas, sino medidas reales que compensen sus pérdidas", ha agregado.

Por ello, piden además que el Ayuntamiento de Málaga ponga a disposición de ellos "medidas que mermen el impacto de los trabajos, como "el uso gratuito o bonificado de los aparcamientos municipales más cercanos, paralización del cobro de los vados anulados, labores extraordinarias de limpieza en las entradas de comercios y viviendas, baldeos para evitar que se levante polvo, pasarelas de acceso seguras, intensificar la vigilancia e iluminación para mejorar la seguridad, así como agilizar las obras para que se termine en el tiempo previsto sin sufrir demoras que aumenten los graves problemas que afectan a la zona".

Por su parte, Sánchez ha pedido al equipo de gobierno "que se reúna cuanto antes con los afectados para escuchar sus demandas, dudas y preocupaciones dándoles todo el apoyo e información que les sean solicitadas".

Además, ha solicitado "que se ponga en marcha un protocolo de medidas económicas para paliar los efectos causados por obras municipales en los negocios y vecindad afectados por las mismas en las zonas donde se desarrollen dichas obras, especialmente en las calles Carretería, Puerta Nueva y alrededores y ahora también calle Trinidad Grund".

Así, Sánchez ha explicado que "esta es la tercera vez que llevamos esta moción para su debate porque Paco de la Torre tiene que escuchar las llamadas de preocupación y desesperación de muchos de los negocios ubicados en estas zonas afectadas por las obras, llamadas que nos hacen a los socialistas porque el alcalde ya no les escucha".

"Y es que han tenido dos años durante la pandemia, con el comercio a la baja, para aprovechar y hacer estas grandes obras en las calles. Ahora, cuando llegan los turistas y comienzan a recuperarse económicamente, ponen patas arriba la calle y obstruyen el paso de sus clientes para abocarse a la ruina", ha criticado.