El Sindicato de Enseñanza de CCOO de Málaga ha denunciado la situación precaria en la que se encuentran un total de 104 monitoras escolares en la provincia. Así han subrayado el «incumplimiento del Gobierno andaluz» de aplicar a estas mujeres una jornada de 35 horas.

Con paros parciales, como los que comenzaron ayer y continuarán hasta el 7 de junio, coincidiendo con el periodo de matriculación, en horario de 12.00 a 13.00, arrancan unas movilizaciones que podrían acabar, «si no hay ninguna respuesta por parte de la Junta, con huelga el 8 de junio, junto con una gran concentración en Sevilla». La secretaria general del Sindicato de Enseñanza de CCOO de Málaga, Yolanda Gamero, matizó que estas movilizaciones se convocan en señal de protesta por el incumplimiento reiterado del acuerdo suscrito por la Junta de Andalucía con el colectivo de las monitoras escolares.

Lo pactado permitiría «pasar de contratos parciales de 20 horas a jornada completa de 35 horas semanales». Al respecto, indicó que la provincia de Málaga cuenta con un total de 104 monitoras y monitores, la mayoría mujeres, que a día de hoy siguen teniendo la jornada de apenas una veintena de horas. Por su parte, la responsable de personal laboral del Sindicato de Enseñanza de CCOO de Málaga, Gloria Pérez, recuerda que muchos días estas personas tienen que llevarse el trabajo a casa para que los centros educativos donde trabajan puedan seguir funcionando en cuanto a temas administrativos.

También afirmó que esta situación es muy injusta, «ya que a pesar de estar amparadas bajo el mismo convenio colectivo, hay personas a 35 horas y otras a 20 horas». A su vez, la delegada de CCOO y también monitora escolar, Virginia Vázquez, resaltó que desde el curso 2005-2006 se mantienen «los contratos parciales y salarios irrisorios».

También recordó que la Junta en su momento reconoció que durante años el colectivo habíamos estado explotado: «Pasito a pasito se han ido mejorando algunas cosas, pero no se termina de erradicar la precariedad».