Kiosco

La Opinión de Málaga

Turismo

El alquiler vacacional a pie de playa supera los 2.000 euros a la semana en Estepona y Marbella y llega a 800 en Málaga

Tecnitasa dice que los precios han subido un 7,3% en un año y que las familias con recursos más ajustados deben, a la hora de veranear, reducir el número de días o buscar apartamentos de menor tamaño o más alejados de la playa

Una imagen de Puerto Banús, en Marbella. L.O.

El alquiler en primera línea de playa ha subido un 9,7% este verano y alcanza los 1.016 euros semanales de media en España, 90 euros más que el año pasado y 190 euros más que en 2020, según el informe "Alquiler Costa" de Tecnitasa. En el caso de la provincia de Málaga, el incremento ha sido del 7,3%, con valores que van desde los 650 euros que se pagan en Rincón de la Victoria a los 2.700 que pueden llegar a costar en la zona de Puerto Banús en Marbella.

El presidente de Tecnitasa, José María Basañez, ha señalado que las subidas producidas en los últimos años hacen que familias con recursos más ajustados deban, a la hora de veranear, "reducir el número de días de vacaciones o buscar apartamentos de menor tamaño o bien más alejados de la playa, pese a que algunos destinos con precios muy elevados siguen teniendo altas demandas".

El estudio revela que los precios más altos en el litoral de Málaga corresponden, tras los citados de Puerto Banús, a pisos y apartamentos en primera línea de playa en Estepona (2.200 euros), en la zona del puerto deportivo y Fontanilla de Marbella (2.000) y en Playa Alicate - El Rosario-Marbesa (1.550), también en la localidad marbellí. En Fuengirola alcanzan los 1.100 euros. Ya por debajo del millar, se sitúan en 800 en el paseo marítimo de Málaga capital y en La Carihuela (Torremolinos), en 750 en Nerja, en 700 en Torrox y en 650 en Rincón de la Victoria.

Las casas más grande están en Marbella y Estepona (entre 90 y 130 metros cuadrados) y las más pequeñas corresponden a apartamentos de 50 metros cuadrados en Málaga capital y Torremolinos, según la muestra analizada por Tecnitasa.

"El alquiler de viviendas en zona de playa cada vez es más heterogéneo, tanto en la forma de conseguir el alquiler (convencional, plataformas o a través de operadoras), en cuanto al plazo (alquileres que se renuevan año a año, mensuales, semanales o incluso por días) o en el momento en que se activa la demanda", ha apuntado el director técnico de Tecnitasa, Fernando García Marcos.

 

Del informe se desprende que Cataluña es el destino donde los alquileres suben más en julio y agosto respecto al año anterior. Así, las tres provincias catalanas con mar están en el 'top 5' de las zonas con mayor incremento: Tarragona, con un incremento del 15,2%; Girona, con subidas del 12,6%, y Barcelona, con un aumento medio del 9,5%.

De esta manera, para alquilar en la playa de Salou (Tarragona) hay que desembolsar 1.370 euros a la semana de media, mientras que en Cadaqués (Girona) la media está en 1.500 euros y Sitges (Barcelona) tiene una media de 1.600 euros a la semana por alquilar una vivienda.

Entre las tres provincias catalanas se han colado las subidas de Lugo y Vizcaya, con un aumento del 9,7% y 9,6% en sus alquileres, respectivamente. Sin embargo, ambas provincias no son de las más caras para alquilar, ya que se pueden conseguir alquileres por debajo de los 1.000 euros.

Aunque Pontevedra está por debajo de la media (un 6 % de incremento) es la provincia que tiene los precios más caros. Es el caso de Illa a Toxa en donde se alquila un apartamento de 80 metros por 2.800 euros a la semana o en Sanxenxo, en primea línea de playa, se abonan 2.100 euros por 115 metros.

En las Islas Baleares, en Santanyí en Portocolom, podemos alquilar también por 2.800 euros, pero, en esta ocasión, en una superficie mayor de 250 metros cuadrados. Otros alquileres, en estas islas, solo al alcance de muy pocos, están en el Puerto de Ibiza con precios que alcanzan los 2.500 euros a la semana por 100 metros o en Port Pollensa, en la zona costera del norte de Mallorca que encontramos 75 metros por unos 1.800 euros a la semana.

El centro de la capital guipuzcoana –Donosti- (50 metros por 1.325 euros), Menorca, en Casa Blanca (1.400 euros por 60 metros), o Puerto Sherry y Vista Hermosa en el Puerto de Santa María, en Cádiz (1.400 euros por 70 metros), son algunos otros ejemplos de precios para bolsillos holgados.

Compartir el artículo

stats