Málaga no solo es atractiva por sus emblemáticos lugares históricos y por su riqueza cultural y gastronómica, también llama la atención a miles de turistas las impresionantes playas mediterráneas. Por ello, cada vez están más de moda los beach club, locales que ofrecen amplias camas balinesas, servicios de Spas con tratamiento de belleza, fiestas personalizadas, música en vivo, servicio de camareros, cócteles y numerosos productos exclusivos. Los beach club están pensando para sacarle el máximo partido al entorno y darle a su público los pequeños detalles concretos que conviertan un día de playa y piscina en un momento especial de la semana.

Florida Beach, la Cala de Mijas

Se trata de un amplio beach club en el que se puede comer sin moverse de la playa o de la piscina, que cuenta con varios lounges, música en vivo, amplias hamacas y camas y mucha atención en los detalles. Ubicado en Mijas Costa, en calle Carabelas, 9, este multiespacio cuenta además con un atractivo gastronómico: la carta de su restaurante Palmera ha sido diseñada por el dos Estrellas Michelin, Ivan Cerdeño, y apuesta por una cocina de vanguardia y tradición. No puedes perderte sus croquetas, galardonadas en 2020 como las mejores del mundo en 'Madrid Fusión'. El precio de las hamacas es de 25 euros la individual y 50 euros la doble.

Piscina de Florida Beach Florida Mijas Beach

Max Beach, Mijas Costa

Un sitio exclusivo, con un ambiente, restaurante cuidado, zona vip exclusiva con una pequeña piscina en la que remojarse a la que llaman zona húmeda, gimnasio, vistas al mar y todo lo necesario para fardar de un beach club de imagen cuidada y moderna. Se encuentra en Riviera Playa, carretera A-7 km 198, en urbanización Riviera del Sol. El local cuenta entre sus alicientes con una piscina de 25 metros de longitud inspirada en las aguas del sudeste asiático, rodeada de grandes palmeras, bambúes naturales y hamacas de lujo. El precio es de 35 euros la hamaca en playa y 60 euros en piscina.

Piscina de Max Beach Max Beach

Nikki Beach, un icono marbellí

Posiblemente uno de los más reconocidos y caros, forma parte de una cadena con beach clubs selectos en lugares como Miami, Montecarlo, Saint Tropez, Mallorca o Dubai. La firma llegó a España hace 15 años y en Marbella es famoso por las fiestas de champán en su piscina, sus 'White opening parties' y su exclusividad. Se encuentra en la playa del Hotel Don Carlos, Carretera de Cádiz Km 192, y su precio no está al alcance de todo el mundo: desde 400 euros una de sus camas para 4 personas con dos botellas de champán incluidas. Glamour, relax y buena música gracias a DJ's de reconocimiento mundial y espectáculos en directo.

Piscina de Nikki Beach L.O

Amare Beach Club, Marbella

Otro lugar de los más famosos en este tipo de locales y que ofrece todos los detalles que se puedan pensar. Este beach club se encuentra en lugar práctico de la ciudad y cuenta con un hotel sólo para adultos, piscina, música en directo y también locales, spa, gimnasio, buenas vistas. Hay que destacar su carta mediterránea con toques internacionales y aperitivos gourmet y su música en directo.  Un espacio de diseño contemporáneo y ecléctico pensado tanto para el día como para la noche.

Piscina de Amare Beach Club L.O

Opium Beach Club, Marbella

Para los más jóvenes está Opium Beach, uno de los locales de moda del verano marbellí. Destacan sus temáticas 'pool parties' y las 'Opium Nights', donde podrás disfrutar de conciertos y shows en directo toda la noche. Una auténtica experiencia de diversión con un diseño moderno y vanguardista.

Piscina de Opium Beach Opium Beach

Malibú Beach, Benalmádena

Un lugar en el que se puede descansar frente a la playa con refrescantes cócteles, shishas y también una buena carta de comida que explorar. Está en un punto tranquilo y distinto de la costa de Benalmádena y cuenta con todo lo necesario para disfrutar de un día diferente en la playa.

Malibú Beach Bar

Café del Mar, Torre del Mar

Ubicado en Playa Poniente, el Café del Mar Cuenta con zona reservada, pista de baile, lugar para conciertos y una buena decoración acorde con el que es uno de sus puntos más fuertes: el lugar en el que se encuentra. En primera línea de playa y en un punto de la línea costera que reserva un paisaje precioso. Cocina con una original y amplia carta en la que se pueden comer platos de la zona y recetas japonesas, noruegas o mexicanas.

Café del Mar