El amor llega cuando menos lo esperas, o eso dicen. Para los que aún están en su busca, en los últimos años las aplicaciones han facilitado el trabajo para millones de personas que quieren encontrar pareja. 

La más famosa es Tinder. Esta se creó en 2012 y actualmente hay registradas 50 millones de personas repartidas por todo el mundo. Más tarde llegó otra opción, Grinder para la comunidad gay. 

Pero, las app celestinas del siglo XXI también atraen a los religiosos. Como es Salt, el Tinder cristiano. Esta aplicación es similar a Tinder pero está hecha por cristianos y para cristianos, dispuestos a encontrar el amor, la fe y compartir también su amor por Dios. 

Con más de 10.000 usuarios registrados, la app fue desarrollada por Salt Group Ltda, una compañía fundada por Paul Rider, director general y Erti-Chris Eelmaa, CTO. 

Cómo utilizarla 

Su uso es similar al de Tinder. Lo primero que tienes que hacer es descargarla desde alguna plataforma. A continuación, debes registrarte usando Facebook, Google o un correo electrónico.

Una vez creada, cuenta tu historia agregando algunas fotos y respondiendo algunas preguntas sobre tu fe y tu relación con Dios y proporciona información sobre el estado civil, rasgos físicos y hábitos. Finalmente, establece tus preferencias de edad y distancia.

El usuario verá perfiles de otras personas y decidirá si quiere hacer match. En el caso de hacer match con otro soltero, se podrá iniciar una conversación. La aplicación permite retroceder entre perfiles, además, se puede hacer match con usuarios que estén a más de 500 kilómetros.

Salt, la app para cristianos

De esta forma ya podrás descubrir otros cristianos y dar 'like' cuando el perfil te interese. Si es mutuo, podréis empezar a chatear y conoceros.

Algunas de las preguntas que tienen que responder los usuarios son las siguientes: "a menudo me encontrarás…" "haremos clic si…", "mi corazón anhela…", o "conecto con Dios…".

También existe la opción 'Premium'. El precio es de 8 euros la semana; 18 euros el mes y 35,99 euros los tres meses.

Las ventajas que tiene es tener en tu mano la lista completa de los que te han dado 'like', ver más personas al día o que tu perfil se muestre de los primeros en la sección de encuentros y ver a todos los usuarios que has descartado

Muzz, el Tinder musulmán

Salt no es la única aplicación de citas religiosa. La comunidad musulmana también tiene su propio Tinder, bautizado como Muzz. "Si estás buscando un matrimonio musulmán único, entonces has venido al lugar correct"”, así se anuncian. 

Este Tinder musulmán "está más orientado a conectar a los seguidores del Islam, con miras al matrimonio", según asegura Shahzad Younas, CEO y fundador de Muzz. 

En el Tinder Halal ya hay más de 300.000 personas registradas, de diferentes partes del mundo ya. La media de edad de los usuarios de Muzmatch está en 27 años; y su uso es similar a Tinder y Salt.