Kiosco

La Opinión de Málaga

Huelga

Los taxistas de Málaga llegan a un preacuerdo con el ayuntamiento y desconvocan una huelga en Feria

Los conductores asalariados contaban con la autorización de la Subdelegación del Gobierno - Planteaban suspender el servicio a medianoche y acampar frente a la Casona del Parque

El paseo del Parque, tomado por taxis durante una huelga. Álex Zea

Los taxistas asalariados de Málaga han llegado esta mañana a un preacuerdo con el alcalde y el Área de Movilidad dirigida por José del Río que ha permitido desconvocar una huelga durante los días de Feria, para lo que contaban ya con autorización de la Subdelegación del Gobierno.

Los conductores habían decidido suspender el servicio a partir de la medianoche y hacer una acampada a las puertas del Ayuntamiento de Málaga, además de repartir folletos informativos a la ciudadanía en en la calle Larios sobre las demandas del gremio asalariado, diferente a los taxistas autónomos.

Finalmente, una reunión esta mañana a las 9:30 horas ha desembocado en un acercamiento con el consistorio por el que los taxistas han decidido desconvocar los paros y dar de margen hasta septiembre para retomar la negociación.

En concreto, los taxistas asalariados piden un aumento de las licencias de nueva creación, en total 180, lo que les permitiría pasar de asalariados a autónomos. Según explica Manuel López, secretario general de "Asalariados del Taxi" de CGT, esto permitirá al sector absorber la alta demanda que hay en la ciudad de Málaga y hacer frente a la competencia de las VTC, como Uber y Cabify.

"Nosotros no queremos empobrecer al gremio, nosotros queremos prestar un servicio, que hoy en día hay mucha demanda, que las expectativas de crecimiento de Málaga no va a parar y que no tiene invierno, tiene diez meses de bonanza económica", ha incidido López, que subraya que a principios de septiembre el ayuntamiento deberá tener una propuesta sobre la mesa.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha afirmado hoy que como posible solución al conflicto será ampliar el número de nuevas licencias de taxis adaptados para personas con movilidad reducida "en el caso de que los autónomos no respondieran a la necesidad".

Esta es una propuesta que cuenta con el consenso de los taxistas asalariados, ante la alta demanda de este tipo de vehículos que hay en la ciudad y la escasez de los mismos.

"Queremos asumir el coste que tiene, porque el vehículo se va a 30.000 euros y la adaptación a casi 15.000 euros. El ayuntamiento no te va a regalar nada y el asalariado quiere hacer ese esfuerzo para poder trabajar para él mismo", argumenta Manuel López, que añade que tanto las nuevas licencias como las antiguas que se transfieran deberían ir hacia la adquisición de vehículos adaptados. "En Málaga tiene discapacidad el 9% de la población, unos son permanentes y otros son transitorios. Además la población cada vez es más mayor, más anciana, y hay que prestarle atención".

Compartir el artículo

stats