La crisis económica que vendrá derivada en 2023 de la histórica inflación registrada estos últimos seis meses va a condicionar los nuevos presupuestos municipales. De cara al final de este mandato, los grandes ayuntamientos reconocen que se encuentran en este momento en plena tarea para reajustar partidas y fijar nuevas estrategias que se anticipen a ese déficit previsto durante el próximo ejercicio. 

Hemos peinado las distintas comarcas malagueñas y estas son las respuestas recibidas de entre los municipios de mayor población a los que hemos solicitado su análisis. Son en algunos casos simples avances acerca de las fórmulas que plantean ante una coyuntura económica complicada y que parte del conflicto bélico en Ucrania y el incremento de los precios de numerosas materias primas y, en general, de la energía y el combustible.

Alhaurín el Grande (Guadalhorce)

El equipo de gobierno de Alhaurín el Grande subraya que va a poder afrontar «un contexto de extrema dificultad» gracias a «la gestión responsable llevada a cabo en los últimos años, caracterizada por la modernización y prudencia presupuestaria». Así, la alcaldesa, Toñi Ledesma (PP), destaca esa «posición de saneamiento y capacidad económica y financiera».

«El presupuesto municipal es el principal instrumento de previsión económica, dirigido a satisfacer las demandas de los vecinos. En el actual contexto de crisis económica y alta inflación debemos ajustar las previsiones presupuestarias sin renunciar, sin embargo, a la inversión pública como fuente generadora de riqueza y empleo, reforzando las políticas sociales y apostando por la consolidación laboral de la plantilla municipal», sostiene la regidora.

Alhaurín de la Torre (Guadalhorce)

El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova (PP), incide en que las cuentas del próximo años estarán marcadas por la contención de gastos y un menor nivel de inversiones. No tienen previsto acometer grandes obras de infraestructura, más allá de las que tienen actualmente consignación presupuestaria y requieren continuidad, como es el caso del Teatro, el futuro aparcamiento de Isaac Peral o los pabellones cubiertos de Santa Clara y Pinos de Alhaurín. Desde julio trabajan con el equipo del Área de Economía y Hacienda, liderado por el concejal Abel Perea, «para diseñar un presupuesto realista y ajustado al momento actual».

Antequera (La Vega)

El Ayuntamiento de Antequera se encuentra inmerso en la elaboración del presupuesto para 2023, «que congelará nuevamente los impuestos y tasas municipales, a la vez que contendrá el gasto, volcando el esfuerzo presupuestario en las áreas de programas sociales y en la inversión de instalaciones que conlleven el ahorro energético», según apunta el equipo de gobierno a través de un comunicado. También remarca que no es la primera vez que los presupuestos se adaptan a las circunstancias. Y recuerdan los años 2012 y 2013, por la «crisis hipotecaria», o 2020 y 2021, por la pandemia.

Los alcaldes recuerdan que las mismas subidas en la factura eléctrica de cada vecino tienen aplicadas a sus recibos

Benalmádena (Costa del Sol)

El regidor benalmadense, Víctor Navas (PSOE), prevé que el presupuesto del próximo año esté aprobado a finales de octubre «e incluirá un aumento del gasto público en Servicios Sociales, en la mejora de los servicios públicos, como parques y jardines, limpieza viaria y residuos sólidos urbanos, así como en materia de playas». Asimismo avanza que se van a congelar los impuestos y se contempla además la puesta en marcha del transporte gratuito en líneas de autobús urbanas e interurbanas.

Coín (Guadalhorce)

El alcalde de Coín, Francisco Santos (PP), adelanta que ya están en marcha las reuniones con los integrantes de su equipo de gobierno y los técnicos municipales para la elaboración de los presupuestos del año 2023. «En líneas generales, también van a estar adaptados a la posible situación económica complicada, donde se volverá a contar con el incremento en Servicios Sociales, igual al que tuvimos en pandemia, así como las ayudas a los empresarios de Coín con las que contamos cada año, pero que se adaptarán a las necesidades del momento», aclara. 

Tienen además previsto mantener las inversiones, en su mayoría ya en ejecución o proyectadas, «y se compensará la subida de precios provocada por la inflación de manera que no se repercutirá en la ciudadanía».

Estepona (Costa del Sol)

Estepona mantendrá la estrategia presupuestaria de las anteriores cuentas públicas, «que han sido las herramientas para llevar a cabo el mayor esfuerzo inversor de la última década». Para el equipo de gobierno dichas iniciativas productivas «comportarán valiosos beneficios sociales a la ciudad y son un claro estimulador de la economía local y de la creación de empleo y bienestar en la ciudad». Agrega el equipo de gobierno que un aspecto importante es la evolución de la deuda municipal heredada, que en 2011 era de 304 millones de euros y quede por debajo de 60 millones al concluir este año.

El borrador presupuestario para 2023 será presentado este mismo mes de septiembre al pleno y mantendrá «los principios de responsabilidad, rigor, credibilidad y compromiso con los ciudadanos y con el futuro de la ciudad. Recoge una continuidad en la metodología de trabajo y en los proyectos que hemos desarrollado en la última década y es, asimismo, la garantía de la continuidad del exitoso modelo de ciudad aplicado durante este periodo», aclara el Consistorio en un comunicado. 

Fuengirola (Costa del Sol)

El Consistorio fuengiroleño se encuentra también inmerso en plena labor de elaboración de los borradores previos a la configuración del nuevo presupuesto municipal que se eleve a pleno. Como en el caso de otros muchos ayuntamientos, no está previsto que se adelante ninguna estrategia hasta ese momento.

Málaga (Capital)

Las líneas maestras de las cuentas para 2023 del Ayuntamiento de Málaga capital tampoco serán presentadas hasta que se haya definido previamente el borrador presupuestario definitivo, según sostienen fuentes municipales.

Marbella (Costa del Sol)

Marbella anunciará nuevas medidas fiscales para 2023 justo en los últimos días de este mes o en los primeros de octubre. «Todavía se está trabajando en los presupuestos y es precipitado avanzar cómo afrontaremos en nuestro municipio el nuevo escenario económico que se nos plantea», relatan fuentes del propio gobierno local.

Grandes consistorios como Málaga capital o Marbella trabajan en estos días para diseñar sus presupuestos

Mijas (Costa del Sol)

El Ayuntamiento de Mijas sostiene que de cara a 2023 seguirá «manteniendo el escudo social que durante este mandato y especialmente en la pandemia» ha contribuido a garantizar la estabilidad a numerosas familias y empresas locales. Además, la estrategia que se diseña en este momento «garantizará los servicios públicos, de manera que el presupuesto mijeño seguirá teniendo un marcado carácter social».

Nerja (Axarquía)

En Nerja, la edil delegada de Economía y Hacienda, Ángela Díaz (PP), expresa que en este momento su departamento se encuentra en plena labor de análisis de los distintos capítulos del presupuesto municipal de 2023. Serán de vital importancia estas próximas semanas para determinar «un borrador que esté ajustado a la realidad actual y que permita afrontar con garantías el ejercicio que se avecina».

Rincón de la Victoria (Axarquía)

El primer teniente de alcalde y concejal de Hacienda en Rincón de la Victoria, Antonio Fernández (PP), reconoce que el año 2023 «va a ser muy difícil en lo económico. La actual inflación con subidas en los tipos de interés, el precio de la luz, los combustibles, o los productos de primera necesidad, va a empobrecer a los ciudadanos. Por este motivo, nuestro nuevo presupuesto debe contemplar medidas compensatorias, sin olvidar que el Ayuntamiento es una casa más, que también va a sufrir todo esto», agrega.

Añade que serán unas cuentas «muy cautelosas y sin excesos, por lo que será conveniente establecer un Fondo de Contingencia, lo más dotado posible, para cubrir las deficiencias y necesidades que puedan producirse, una vez analizada la evolución del presupuesto inicial y, en general, la de la propia economía».

Ronda (Serranía)

El Ayuntamiento de Ronda manifiesta a través de su equipo de gobierno que en este momento «se trabaja en la elaboración del presupuesto de 2023 y la intención es que el mismo sea continuista, manteniendo una partida similar para inversiones» respecto al presente ejercicio.

Aún así, los responsables del Área de Economía explican que son conocedores de las circunstancias actuales y que se va a tener en cuenta el incremento del IPC de cara a las cuentas del nuevo ejercicio, «aunque se planificará el gasto de manera que afecte lo menos posible a la partida de inversiones».

Torremolinos (Costa del Sol)

Torremolinos anunciará próximamente algunas de las medidas que incluirá en sus nuevos presupuestos, pero el Consistorio recuerda que de inicio entrará en vigor en 2023 una rebaja del 20% en la tasa de la basura. Y pone también de ejemplo las ayudas escolares que benefician a miles de familias del municipio.

Torrox (Axarquía)

El alcalde torroxeño, Óscar Medina (PP), indica que se va a mantener la línea de trabajo diseñada en anteriores presupuestos municipales, con medidas como la rebaja de las cargas impositivas a la ciudadanía. «Presentaremos un presupuesto expansivo, con inversiones que generen valor añadido. Será el presupuesto de un Torrox más verde, con más equipamiento de ocio y el de la construcción de aparcamientos», dice.

Vélez (Axarquía)

El Ayuntamiento veleño es otro de los que durante años ha sido distinguido por el carácter social de sus cuentas públicas y, aunque en este momento se trabaje en la configuración de nuevos presupuestos, sí que mantendrá esa estrategia de marcado «calado social».