Málaga y Sevilla serán las provincias en las que el impacto por la supresión del impuesto sobre el patrimonio será mayor, ya que concentran el 52,81 % de los declarantes y el 61,05 % del impacto recaudatorio, y en el extremo opuesto se sitúan Huelva y Jaén.

Así se desprende de los datos que ha expuesto este viernes la consejera andaluza de Economía, Carolina España, a los delegados territoriales en una reunión mantenida en Málaga para analizar el impacto de las medidas incluidas en el decreto de rebaja de impuestos frente a la inflación aprobado por el Consejo de Gobierno.

Los cálculos de la Consejería apuntan a un ahorro global para las familias andaluzas de 359,2 millones de euros al año, según ha informado la Junta en un comunicado.

Este se desglosa en 124,4 millones por la deflactación de los primeros tramos (55,9 millones) y los mínimos personales y familiares (68,46 millones) del IRPF; 140 millones por la supresión del canon del agua en el año 2023, y unos 95 millones por la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio.

Es un dinero, ha insistido Carolina España, que "se va a quedar en el bolsillo de los andaluces y que les va a ayudar a hacer frente al incremento del coste de la vida por la elevada inflación que estamos padeciendo".

Respecto al IRPF, tomando como referencia los declarantes del último ejercicio, España ha explicado que el mayor ahorro se concentrará en las personas con una renta media, es decir, con una base liquidable de entre 13.000 y 35.200 euros.

Este grupo, que aglutina al 36,3 % de los declarantes, pagará por IRPF 81 millones de euros menos que hasta el pasado año, únicamente como consecuencia de la deflactación, sin contabilizar las posibles deducciones en la cuota autonómica que el Gobierno andaluz ha ido incorporando desde 2019.

Asimismo, el 9,8 % de los declarantes que tiene una base liquidable general de entre 35.200 y 60.000 euros se ahorrará 26,8 millones de euros en el IRPF del próximo año por efecto de la deflactación.

Por provincias, Málaga y Sevilla serán donde el impacto por la supresión del impuesto sobre el patrimonio será mayor, al igual que en el caso del canon del agua, pues también concentran el mayor número de contratos (1,7 millones de un total de 4,5) y se prevé un impacto de 52,8 millones de los 140 millones previstos en Andalucía.

En relación con el IRPF, también son Sevilla y Málaga las que más declarantes aportan, y por tanto las provincias en las que el impacto será mayor, y Huelva y Jaén, por el contrario, son las que menos declarantes tienen y, en consecuencia, será en estas provincias donde la repercusión será menor.