La ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha asegurado que en el Gobierno central "no tenemos intención, no lo hicimos en agosto con las luces ornamentales, no lo vamos a hacer ahora, de limitar o de prohibir la iluminación navideña" y se ha mostrado segura de que los alcaldes encontrarán respuestas de ahorro y eficiencia energética.

En declaraciones a los periodistas en Málaga, Ribera ha señalado que el esfuerzo de ahorro y eficiencia "es importante proceda de los distintos actores" y ha recordado que las medidas "más importantes", es decir, "la reducción de lo que llamamos consumo redundante, que es el que no afecta a nuestra calidad de vida en espacios públicos", ya fueron abordadas en el decreto ley del 1 de agosto.

Pero ha dicho que "hay muchas más cosas que pensamos que se pueden facilitar y canalizar y así lo han expresado los distintos actores que nos han hecho llegar sus propuestas para seguir impulsando ese ahorro y también lo han hecho explicando, creo que es pertinente reconocerlo así, que en cada espacio a nivel municipal buscarán las mejores soluciones".

En este sentido, ha señalado que los alcaldes "irán encontrando respuestas para impulsar la eficiencia, para buscar alternativas o para responsablemente facilitar un espacio de disfrute de estas fiestas entrañables que nos ha costado mucho poder disfrutar después de unos años duros como consecuencia del COVID y poder conciliarlo".

Ribera ha incidido en el contexto "en el que todos han expresado su voluntad de canalizar el ahorro en consumos municipales propios y canalizar también el apoyo a quienes tienen más dudas sobre cómo realizar esas acciones de ahorro, sobre todo el pequeño comercio", que, ha dicho, "a veces se siente despistado" o desconoce las ayudas disponibles gracias al plan de recuperación.