Nuevo temblor sísmico en el Mediterráneo. Después de varios terremotos registrados en Málaga y Granada la pasada semana, este martes por la tarde ha vuelto a producirse un terremoto de cierta consideración, pasadas las cinco y media de la tarde. El sismo, de magnitud 4.4, se ha producido en Melilla a 38 kilómetros de profundidad, según los datos del Instituto Geográfico Nacional, y ha llegado a sentirse en Torremolinos, Torre de Benagalbón, Rincón de la Victoria, Torrox, Nerja, Vélez, Almayate, Fuengirola... además de en Málaga capital y en la propia Melilla. El IGN primero en un cálculo inicial aproximado, había informado de que había sido en la localidad marroquí de Annual y de magnitud 4.6, que después redujo a 4.3 y lo elevó, finalmente, a 4.4.

El movimiento se produce tras una semana especialmente intensa en cuanto a movimientos sísmicos, con tres terremotos que se han notado en la provincia de Málaga y seis el pasado 29 de septiembre, de distinta intensidad, en el entorno de Salar. El último, ocurrido sobre las 11.15 horas, fue el más intenso de la jornada y además muy cerca de la superficie, con el epicentro a un kilómetro de profundidad, lo que propició que se recibieran muchos avisos de ciudadanos.