Banco Sabadell ha registrado un beneficio neto de 709 millones de enero a septiembre, lo que supone cerca del doble respecto a los 370 millones del mismo periodo del año anterior, según ha comunicado este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En cuanto a la Dirección Territorial Sur de Banco Sabadell ha cerrado el tercer trimestre con un volumen de negocio cercano a los 20.000 millones de euros, que representa un crecimiento interanual del 8,37%. En comparativa interanual, la inversión presenta un crecimiento del 5,9%, destacando el circulante a empresas con un 15,2%; así como el apartado de recursos, con un 10,4%. La producción hipotecaria crece un 7,1% respecto al mismo período de 2021, mientras que la base de clientes se incrementa en más de 70.900, fuertemente impulsado por la cuenta online Sabadell.

Volviendo a los datos globales de la entidad financiera, y sin tener en cuenta TSB, la filial británica del grupo catalán, el beneficio neto atribuido se sitúa en los 616 millones de euros en estos nueve meses, más del doble que en 2021, cuando esta cifra se situó en los 288 millones de euros.

El consejero delegado, César González-Bueno, ha destacado que "cerramos el tercer trimestre con una actividad comercial intensa y cumpliendo con todos nuestros objetivos".

Los ingresos del negocio bancario (margen de intereses más comisiones netas) fueron de 3.840 millones de euros, un 5,7% más a nivel interanual, y la entidad alcanza una rentabilidad sobre capital tangible (ROTE) del 8%, por encima del objetivo del plan estratégico.

El margen de intereses se ha incrementado un 6,2% respecto al año pasado hasta los 2.722 millones, las comisiones lo han hecho un 4,5%, hasta los 1.118 millones, y el total de costes se sitúa en 2.162 millones a cierre de trimestre, un 15,2% más a nivel interanual.

El banco ha explicado que los costes recurrentes también disminuyen en la comparativa interanual un 3,8%, principalmente por los ahorros en gastos de personal tras los planes de eficiencia en España, así como por la reducción de los gastos generales.

Los recursos de clientes en balance totalizan en 163.247 millones de euros a cierre de septiembre (123.084 millones Ex TSB) y crecen un 3,4% interanual (5,7% Ex TSB) por la evolución de cuentas a la vista y depósitos a plazo.

Los saldos de cuentas a la vista ascienden a 147.664 millones de euros (109.315 millones Ex TSB), con un incremento del 3,8% interanual (6,2% ex TSB) y los depósitos a plazo alcanzan los 15.905 millones (14.091 millones Ex TSB) y crecen un 0,9% (3,3% Ex TSB).

Los recursos de clientes fuera de balance se sitúan en los 38.049 millones de euros, lo que supone una caída del 8,7% interanual y del 2,0% en el trimestre, principalmente por los fondos de inversión impactados por la volatilidad de los mercados financieros.

De hecho, los fondos de inversión totalizan 22.024 millones, una reducción del 10% interanual por esa volatilidad de los mercados financieros

Los activos totales del grupo ascienden a 260.407 millones de euros (207.677 millones Ex TSB), lo que supone un crecimiento del 4,2% interanual (3,2% Ex TSB) y del 1,2% en el trimestre (1,3% Ex TSB).