La Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía ha alertado de la presencia de salmonella en un lote de hamburguesas de vacuno de la marca 'Hamburdehesa' con fecha de caducidad 02/12/2022.

La inmovilización y retirada del mercado afecta al lote 300995, "pack" de dos unidades de 130 gramos y "pack" de dos unidades de 200 gramos, de la marca 'Burger Meat Hamburdehesa. Novilla de la dehesa'.

Según la Consejería de Salud y Consumo, en Andalucía, el producto fue distribuido en las provincias de Cádiz, Sevilla, Huelva y Málaga en establecimientos Maxico, El Jamón y Cash Lepe, así como en tiendas de la cadena Carrefour de todas las provincias andaluzas menos Jaén.

También ha sido distribuido a la Comunidad de Madrid y la ciudad autónoma de Ceuta, y no se descartan otras redistribuciones.

Esta información ha sido trasladada a las autoridades competentes de las comunidades autónomas y estatales a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI) para que se verifique la retirada de los productos afectados de los canales de comercialización.

Con la información disponible no hay constancia en España de ningún caso notificado asociado a esta alerta.

Un lote reducido y controlado

La marca 'Hamburdehesa' ha remarcado este viernes que ese lote afectado es "muy reducido y localizado", apuntando además que, si bien asume la responsabilidad "que corresponde", aplica en sus instalaciones "un exhaustivo control de todos los parámetros sanitarios, superiores a los que exige la ley". Hamburdehesa ha subrayado que "el primer compromiso de la empresa ha sido desde siempre la salud de los consumidores" y que ha colaborado con la Administración Sanitaria desde que se comunicó la sospecha. "Hemos actuando desde el mismo momento, poniéndolo en conocimiento de nuestros clientes", ha insistido. El lote en cuestión "ha sido muy reducido y localizado", ha continuado la marca, que defiende que dada su trayectoria, presente en el sector desde 1984, tiene implantado "un sistema de seguridad alimentaria en el que se monitoriza de forma continuada la presencia de peligros microbiológicos que puedan afectar a los productos". "Este proceso lo llevamos a cabo con una frecuencia muy superior a la que marca la ley", ha señalado. Finalmente, han sostenido que todos sus productos actualmente a la venta "están en perfectas condiciones para el consumo y han pasado todos los controles de calidad pertinentes", sin que haya en este momento disponible para compra ningún producto con sospecha". "Se trata de un producto para cocinar donde el riesgo es mínimo", ha apuntado.


Se recomienda a las personas que tengan en su domicilio el producto y lote concretos incluido en esta alerta se abstengan de consumirlos y los devuelvan al punto de compra donde lo adquirieron.

La presencia de Salmonella en los productos puede suponer determinados riesgos para la salud de las personas que los consumen; los niños pequeños, las personas mayores y las personas con sistemas inmunitarios debilitados son los grupos de mayor riesgo.

En el caso de haber consumido este producto y presentar alguna sintomatología compatible con salmonelosis, principalmente diarrea, vómitos, calambres abdominales, acompañados de fiebre y dolor de cabeza, en un periodo medio entre 12 y 72 horas posterior al consumo, se recomienda acudir a un centro de salud.