Fundación Unicaja colabora con la Asociación Autismo Málaga en la atención a las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) y sus familiares a través de la organización de una serie de talleres de habilidades sociales que tienen como objetivo la autonomía y la vida independiente de las personas con autismo, además de mejorar la calidad de vida de sus familiares. La responsable de Solidaridad e Investigación de la Fundación Unicaja, Ana Cabrera, y el presidente de la Asociación Autismo Málaga, José Reyes, han firmado el convenio de colaboración entre ambas instituciones.

Los talleres, que atenderán a un total de 20 personas con TEA y 60 familiares, se centran en la intervención individualizada mediante dos educadoras, que trabajarán con las personas con autismo y sus familiares en diferentes sesiones de terapia adaptadas para cada perfil, detectando problemas y marcando junto con la familia las líneas de trabajo, objetivos y actividades para hacerles más fácil su día a día.

En estas terapias se trabajan aspectos de la vida diaria como la comunicación, la autonomía y las habilidades sociales, que se han visto afectadas por la situación derivada de la Covid-19. Entre los beneficios de estas terapias se encuentran la mejora de la autoestima, el autocontrol de las emociones, la atención y la comunicación gestual y oral, además de la disminución del estrés y la ansiedad.

Este servicio se prestará de forma presencial en los centros de Autismo Málaga, pero también se podrá realizar de forma telemática a solicitud de la familia.