Fernando Alarcón, fundador de la ONG Equilibrio Marino, es el autor de la guía de buceo de los acantilados de Maro-Cerro Gordo. El proyecto se ha desarrollado en colaboración con el grupo de acción de pesca de Granada y el de Málaga y ha sido financiado por la Consejería de Agricultura y Pesca. El objetivo de ambos grupos de acción es poner en valor el fondo marino y la importancia del buceo y la pesca para su conservación. La guía cuenta con un formato en papel, en digital y en vídeo.

La guía está compuesta por nueve mapas submarinos hechos de manera realista, con una tecnología que nunca se había hecho en Andalucía, según explica el autor. Para realizar estos mapas submarinos se ha escaneado todo el fondo marino y a partir de ahí se han realizado infografías que ayudan a los buceadores a ver el fondo marino y a poder guiarse y ver la profundidad para bucear con más seguridad. Muchas de las fotografías del libro están realizadas por el malagueño Rafael Fernández, campeón mundial en fotografía submarina.

Estos mapas, tal y como expone el autor, son una herramienta fundamental para planificar la inmersión, pues tienen todo tipo de indicaciones y alertan de peligros potenciales como corrientes marinas. ''También es una herramienta fundamental para el municipio, porque está enseñando lo que hay en el fondo marino a quien no es buceador y no lo puede ver. Esto nos ayuda a entender el espacio marino y saber cómo movernos", afirma Fernando Alarcón.

"Nuestro interés común es la difusión de los valores medioambientales de este paraje natural tan importante para la zona de Málaga y Granada y favorecer la actividad del turismo submarino con respeto al medioambiente", afirma María del Carmen Navas, patrona mayor de la Cofradía de Pescadores . A esto se suma Alarcón, que afirma que ''la pesca y la conservación tienen el mismo objetivo: hacer que los recursos se conserven, se valoren, y que sean sostenibles en un futuro".

Esta guía llevaba 20 años sin hacerse, y ya se están planteando futuros proyectos hasta conseguir rellenar todas las zonas de buceo del Mediterráneo, tal y como adelanta Alarcón.