Este viernes se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y España con multitud de actos a lo largo de España. Málaga no es ajena a este movimiento y esta tarde se celebra una manifestación que sale a las 19.30 horas desde la plaza de la Merced. Son muchas las entidades e instituciones que se suman a estos actos y los colegios no son ajenos a este día, tirando de imaginación para lanzar un mensaje potente de igualdad a sus alumnos.

El CEIP Simón Bolívar, de Málaga, ha llevado a cabo un proyecto para fomentar la educación emocional, la convivencia positiva y el respeto entre iguales. Para ello se eligió a principio de curso trabajar en torno a la película de Disney 'Encanto'. A partir de ahí, el alumnado ha creado un mural bajo el título "Encantados con la igualdad", donde las mariposas vuelan en busca de la luz y la libertad cargadas de sueños y mensajes. 

Mural realizado en el CEIP Simón Bolivar con motivo del 25N. L. O.

Por otro lado, han organizado una marcha contra la violencia de género por el Cortijo de Torres, acompañados por familias y vecinos, con cánticos y pancartas reivindicando el derecho a vivir sin violencia. La marcha la abría una gran pancarta con el lema "Ya no llevaremos la venda, buscaremos respuestas, moriremos de amor", de Manuel Carrasco, cantante muy comprometido con esta causa. 

Vídeo del CEIP Cano Cartamón

El CEIP Cano Cartamón, en la Estación de Cártama, ha realizado un vídeo con motivo del 25-N Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Con el título 'No veas normalidad donde no la hay', el maestro de música Alfonso Gamero, en colaboración de toda la comunidad educativa, ha dirigido un vídeo en el que aparecen dos niños y dos niñas charlando mientras toman su desayuno, invitando a reflexionar sobre situaciones que se han normalizado e incitando a cambiar la mirada. Micromachismos, la invisibilización, el control, la anulación, el lenguaje, la publicidad o el humor sexistas... se encuentran entre los temas que se abordan en este vídeo y que se han convertido en formas sutiles de ejercer la violencia. "Se trata de una violencia invisible, con frecuencia legitimada y aceptada socialmente", comentan desde el centro.