Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Bronquiolitis

Las medidas contra el Covid, eficaces para frenar la epidemia de bronquiolitis

Distancia de seguridad, lavado de manos, uso de mascarilla o evitar el contacto con los más pequeños son algunas de las recomendaciones de los neumólogos -Como ya adelantó este periódico la semana pasada, esta oleada de bronquiolitis adelantada ha aumentado un 20% el número de asistencias en las Urgencias del Materno Infantil

El 90% de los casos de bronquiolitis están causados por el Virus Respiratorio Sincitial EFE

Distancia de seguridad, lavado de manos, uso de mascarilla o evitar el contacto con los más pequeños. Algunas de estas medidas han formado parte del día a día de toda la sociedad desde la irrupción del coronavirus. Estas mismas pautas son ahora las más recomendadas por los neumólogos para evitar la oleada de bronquiolitis que se está viviendo durante este otoño.

Como ya adelantó este periódico la pasada semana, el repunte de este virus respiratorio se ha adelantado a su fecha habitual. La bronquiolitis, que normalmente alcanza su máximo entre los meses de diciembre y enero, satura ya las urgencias pediátricas de gran parte del país. En Málaga, el Materno Infantil señala que esta epidemia adelantada ha aumentado un 20% el número de asistencias a Urgencias. Ante este brote, los expertos se apresuran a establecer recomendaciones para evitar el contagio entre los más pequeños.

El 90% de los casos de bronquiolitis están causados por el Virus Respiratorio Sincitial (VRS), una patología viral común y muy contagiosa, que provoca síntomas similares a los de un catarro -tos, mucosidad y fiebre-. Cuando esta infección pasa de las vías respiratorias altas a las bajas, comienza a aparecer dificultad para respirar, tos persistente y sibilancias. Esto puede derivar en una bronquiolitis o, en los casos más grave, en neumonía. El VRS afecta mayoritariamente a niños entre 0 y 4 años.

Este es, por tanto, el virus más prevalente entre la población pediátrica. Y muestra de ello es el incesante aumento de casos de bronquiolitis que se está dando este otoño. Detener la expansión del virus con medidas preventivas es ahora el objetivo buscado, pues esta infección de los bronquios se transmite como cualquier otro virus respiratorio. "Las medidas de evitación a tomar ya las conoce la gente por el Covid, porque son las mismas: lavado de manos, no acudir a sitios concurridos, si tienen hermanos en edad de guardería intentar evitar el contacto estrecho, usar mascarilla cuando se vaya a sitios cerrados o tengan síntomas de catarro…”, adelantó la semana pasada Silvia Oliva, pediatra en el servicio de Urgencias del Materno Infantil.

En esta misma línea, y dado que la bronquiolitis es la principal causa de hospitalización en menores de un año, los neumólogos defienden la necesidad de limitar el contacto con menores, sobre todo si tienen menos de seis meses. Más aún si, además, se presentan síntomas. Como precauciones generalizadas, la Sociedad Española de Neumología Pediátrica ha establecido el uso de mascarilla en mayores de seis años con síntomas respiratorios; respetar la distancia de 1,5 metros siempre que un adulto o niño tenga síntomas respiratorios; no visitar a bebés de menos de seis meses en el caso de experimentar sintomatología catarral y no asistir a guarderías ni escuelas en el caso de tener síntomas respiratorios, sobre todo en la época de riesgo elevado.

Síntomas y tratamiento

Los síntomas de la bronquiolitis, en sus inicios, suelen ser parecidos a los de un resfriado común. Fiebre, pérdida de apetito y dificultad para comer o vómitos con mucosidad. Estos síntomas, señala Silvia Oliva, suelen prolongarse durante una semana u ocho días, con tres o cuatro días de mayores molestias y malestar.

Esta patología puede cursar de manera más grave entre los lactantes menores de tres años, bebes prematuros o niños con problemas cardíacos, respiratorios o del sistema inmune. En caso de que el pequeño presente dificultad para respirar, pausas de apnea, cambio en el color de piel o vómitos persistentes deberá acudir al pediatra para su exploración.

En cuanto al tratamiento, la Sociedad Española de Pediatría de Atención Primaria señala que no existe un procedimiento de soporte específico para la bronquiolitis aguda, sino medidas de soporte con pautas que pueden aliviar los síntomas. En el caso de presentar fiebre, siempre que el menor tenga más de tres años, se le podrá administrar ibuprofeno o paracetamol. Por su parte, la dificultad para respirar se tratará mediante oxigenoterapia.

La bronquiolitis es un virus estrechamente ligado al frío. Dado que Málaga todavía no ha sufrido una fuerte bajada de las temperaturas, cabe esperar un mayor número de casos en los próximos meses. "Esperamos que este volumen de urgencias de mantengan. Se esperan unos meses de diciembre y enero muy malos en cuanto a frecuentación", confesó Oliva. Por ello, los profesionales defienden que el uso de medidas preventivas se antojan ahora más necesarias que nunca para frenar este virus respiratorio.

El 80% de las urgencias pediátricas

El 80% de las urgencias pediátricas en Atención Primaria y hospitales de Andalucía están relacionadas con la bronquiolitis. Pese a lo elevado de este dato, la consejera de Salud y Consumo, Catalina García, asegura que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) no ha tenido que activar por el momento medidas extraordinarias. 

La tasa de incidencia de este virus respiratorio en la comunidad está cuatro puntos y medio por debajo de la media nacional, traslada Catalina García, «por lo que el plan de alta frecuentación que se aprobó en Andalucía no se ha tenido que poner en marcha». Por fortuna, señala la consejera de Salud, «dadas las condiciones meteorológicas que hasta ahora hemos tenido no se ha activado ninguna medida extraordinaria en ningún centro hospitalario y en ningún centro de atención primaria». 

Sin embargo, el número de urgencias debidas a esta patología no deja de aumentar, confiesa García. Estas representan ya el 80% de las que se reciben en Atención Primaria y en hospitales. Además, la consejera señala que este año hay un «nuevo hándicap porque la bronquiolitis se centraba hasta ahora en los menores de dos años y ahora afecta a niños de hasta cuatro años, por la menor exposición a los virus debido a las medidas de protección frente al Covid». Así, Catalina García advierte de que la situación de comunidades autónomas del norte y de otros países europeos «permite augurar que vamos a tener mayor número de bronquiolitis y de gripes cuando llegue el frío».

La consejera de Salud señala que si bien han existido «problemas puntuales» por casos de bronquiolitis en Almería o en Sevilla, «no se han tenido que actividad medidas extraordinarias, con lo cual todavía no estamos en el pico. 

Abastecimiento de amoxicilina

Preguntada por si Andalucía puede sufrir problemas por el desabastecimiento de amoxicilina en las farmacias, Catalina García indica que «sabemos que la industria está aumentando su producción y, mientras, las farmacias lo que están haciendo es dar un antibiótico que pueda suplir la amoxicilina y recomendando a los padres cuáles son las dosis». Por tanto, la consejera asegura que «no hay peligro en este momento porque tenemos otros antibióticos que lo pueden suplir».

Compartir el artículo

stats