El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, junto al concejal de Economía y Hacienda, Carlos Conde, han presentado este mañana el presupuesto municipal para 2023, que alcanza los 976,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,31%, esto es, 43 millones de euros más que en las cuentas anteriores.

Este es un presupuesto muy marcado por los sobrecostes de la energía eléctrica (se ha pasado de pagar 21,6 millones a 35,2 millones, un 63%) y de combustible (de 10,7 millones a 13,2 millones, un 23% más), en un contexto inflacionista a nivel general, al que se suma la obligada subida salarial del 4% del funcionariado, que implica un aumento de 17 millones de euros más dos millones más de seguridad social, así como el recorte del impuesto de las plusvalías, también dictaminado por el Gobierno central, y que supone un agujero de 18 millones de euros para las arcas municipales.

En cuanto a las inversiones previstas para 2023, el Ayuntamiento de Málaga destinará 118,6 millones de euros, lo que supone un descenso del 22% (34,1 millones menos) con respecto a las cuentas de 2022. El concejal de Economía, Carlos Conde, ha relacionado esa caída en la inversión con el aumento de los sobrecostes y con el fin del presente mandato municipal.

"Los gobiernos municipales tratan de inyectar más dinero a la inversión para que se vayan licitando y ejecutando las inversiones que deben estar acabadas al final del mandato. En el último año de legislatura, poner nuevas inversiones sabiendo que no vamos a poder ejecutarlas, no tiene mucho sentido, entonces nos centramos más en las cuestiones obligatorias, necesarias, inversiones estratégicas", ha recalcado Carlos Conde. "Y teniendo en cuenta que hay muchos recursos que hemos tenido que destinar a hacer lo mismo solo que costándonos mucho más, por eso se habla de sobrecoste energético, sobrecoste de personal y la caída de la plusvalía, cuestiones que nos generan un boquete que para hacer lo mismo que otros años tenemos que poner más dinero".

El alcalde Francisco de la Torre y Carlos Conde, en la presentación del proyecto de Presupuestos de Málaga para 2023. L. O.

No obstante, el Ayuntamiento de Málaga prevé incorporar al montante de inversiones 20 millones más procedentes de los fondos Next Generation, y que se irán sumando a lo largo del próximo año a medida que se vayan desarrollando los proyectos que cuentan con aprobación provisional o que están pendientes de aprobación.

Por su parte, Francisco de la Torre ha reconocido que la configuración de estos presupuestos ha sido "difícil" y "compleja" debido a las circunstancias económicas actuales y con el objetivo de mantener "los compromisos de la ciudad de crecer en dinamismo económico, en un incremento de gasto social potente, de ser fuertes en cultura, en innovación, en sostenibilidad medioambiental, en cumplir las obligaciones que tenemos en materia de fondos europeos ya aprobados, cumplir las obligaciones de las inversiones plurianuales...", ha enumerado el regidor.

El presupuesto se vertebra en cinco grandes ejes: en cuanto al gasto social ("Málaga Social), este año se destinarán 139,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,48% con respecto al año pasado, cuando se dedicaron 130,06 millones.

En el apartado de sostenibilidad ("Málaga Sostenible") la partida es de 218,1 millones, que aumenta un 0,16%; en el de Empleo, Economía e Innovación ("Málaga activa e innovadora) es de 53,2 millones, que disminuye un 7,4%; en el de Cultura, Educación, Turismo, Deportes y Juventud ("Málaga cultural y referente") es de 62,8 millones, que sube un 1,13% y las partidas destinadas a otros servicios públicos ("Málaga Urbana) son 330,1 millones, esto es, un incremento de 16,21%.

Inversiones para 2023

Entre las inversiones previstas para el próximo año una de las partidas más cuantiosas es la del plan de reducción de contaminación acústica en el túnel de Gibralfaro para aliviar el ruido que deben soportar los peatones que transitan por sus márgenes, y que tiene una cuantía de 2.365.587,33 euros, así como la adquisición de 20 autobuses eléctricos y dos de hidrógeno para la EMT 8.105.757,50 euros.

Por su parte, la Sociedad de la Vivienda contará con un montante de 27,9 millones de euros para la construcción de viviendas de VPO principalmente en las promociones que se están desarrollando en el sector de la Universidad.

Se incluye, además, una partida de 1.201.070,48 euros para la ampliación del Palacio de Ferias y Congresos; 200.000 euros para el proyecto básico y de ejecución del Neoalbéniz en la plaza de Jesús El Rico; 147.074,57 euros para la adecuación arquitectónica del sótano del Museo Carmen Thyssen, que se hará visitable por el público general o 68.000 euros para el proyecto de urbanización del ecobarrio de la "Manzana Verde" en el Camino de San Rafael. El campamento Benítez lleva también una partida de 200.000 euros para el proyecto de acondicionamiento del parque.

Hay también una partida para la rehabilitación del edificio donde se proyecta desde hace años el centro de interpretación de Cánovas del Castillo en la calle Nuño Gómez, donde estaba su casa natal, así como 25.412,3 euros para rehabilitar el edificio del Ayuntamiento de Málaga en el Paseo del Parque.

Consulta aquí el listado completo de inversiones.

Deuda

El endeudamiento consolidado en el Ayuntamiento de Málaga para 2023 se fija en 54,6 millones de euros frente a los 93 millones del año pasado, lo que supone un descenso de 38,7 millones. Esa endeudamiento se desglosa en 25 millones del Ayuntamiento de Málaga, 10 millones de la EMT, 4 millones de Parcemasa, 4 millones de Smassa y 15 millones de sociedades municipales. La deuda total asciende a 268 millones de euros actualmente.

El consistorio calcula que el índice de endeudamiento para finales de 2023 estará en 58,08%, siendo el límite legal el 110%. En cuanto a la carga financiera de estas operaciones de crédito suponen el 5,57% del presupuesto total de gasto de las nuevas cuentas municipales.