La promotora Sierra Blanca Estates ha celebrado hoy la puesta de la bandera en el edificio central de las 'Málaga Towers', la promoción que se está desarrollando en la avenida Pacífico, en la zona de Torre del Río.

Se trata de la torre central -las dos de los extremos las promueve Metrovacesa-, construida por Sacyr, que ha finalizado los trabajos de construcción de la infraestructura en las 21 plantas, con una altura de 71 metros.

Como es tradicional, al coronar un edificio sin haberse producido ningún accidente durante los trabajos se coloca la bandera en la cota máxima, por lo que desde hoy ondean ya la bandera de Málaga, la de Andalucía y la de España en este imponente edificio del litoral oeste.

La coronación de la torre viene acompañada por un "éxito" en las ventas, asegura Sierra Blanca, que da una cifra de comercialización del 85% de las viviendas de esta promoción que cuenta con 69 apartamentos y dos áticos-dúplex de entre 1 y 4 dormitorios. La firma local GC Studio se ha hecho cargo del interiorismo.

Vistas de las obras de las Torres de Málaga en la avenida Pacífico. Alex Zea

En cuanto al perfil de los compradores, la promotora asegura que el 62% de los propietarios son españoles frente a un 38% de compradores extranjeros. Por nacionalidades, destacan los británicos y polacos, con una presencia del 11% y el 9% respecivamente, a lo que se suman checos, holandeses, estadounidenses y mexicanos con un 4% del volumen total.

Preguntado por el perfil de esos futuros propietarios, el CEO de Sierra Blanca, Carlos Rodríguez señala una importante representación de ejecutivos -interesados en las plantas más altas-, clientes inversores, compradores interesados en adquirir una segunda residencia así como empresarios tecnológicos "muy jóvenes".

Con una inversión de 75 millones de euros, la promotora tiene previsto finalizar las obras en junio de 2023, con un valor de venta en el mercado de 100 millones de euros.

Un proyecto "emblemático"

El arquitecto Carlos Lamela, el autor del diseño de las "Málaga Towers" se ha referido a esta promoción como el "proyecto más emblemático de todo el litoral español, y me refiero a peninsular e insular" y ha asegurado que será "un gran ejemplo" del urbanismo vertical, esto es, los edificios de gran altura.

"Es una satisfacción y un orgullo poder estar aquí", ha asegurado Lamela, al tiempo que ha agradecido al Ayuntamiento de Málaga las "fácilidades" que han ofrecido para el desarrollo del proyecto. "Málaga es un caso especial por el dinamismo, por la proactividad y el cariño de la alcaldía con estos proyectos".

Vistas de las obras de las Torres de Málaga en la avenida Pacífico. Alex Zea

Por su parte, el fundador de Sierra Blanca, Pedro Rodríguez, ha opinado que las torres están "potenciando la regeneración de toda la zona oeste en un gran radio y está ayudando a crear una nueva dimensión del negocio inmobiliario en la ciudad".

Rodríguez ha señalado la "magnífica reputación internacional" de Málaga, que en su opinión "está realizando un extraordinario esfuerzo por consolidarse como un destino global de cultura, vacacional y ahora también residencial".

Alegato a la construcción en altura

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que ha acudido al acto acompañado por el concejal de Urbanismo, Raúl López y el gerente de la Gerencia de Urbanismo, José Cardador, ha defendido en su intervención que los edificios en altura "son buena seña de sostenibilidad".

De la Torre visita la torre de Sierra Blanca, que ya ha culminado en altura. Alex Zea

"Son 70 viviendas, si no existiera este edificio en altura, ¿dónde estarían estas personas que buscan una oferta de calidad? Tendrían que estar en la costa, en distintos puntos de la provincia, a una distancia de bastante kilómetros del aeropuerto, de su lugar de trabajo o de la oferta de servicios que tiene la ciudad", ha esgrimido Francisco de la Torre durante su discurso, en el que ha hecho referencia al "debate" existente en la ciudad con respecto al urbanismo vertical. "Es obvio el ahorro de circulación y, por tanto, de producción de CO2. Invito a verlo, Google nos cuenta todo, podéis preguntarle. Entreteneros, recordar la etapa que estudiábais la primaria, multiplicar un poquito y veréis las miles de toneladas de CO2 de todo ese recorrido", ha invitado De la Torre, que ha vuelto a incidir en la misma reflexión que hizo con las torres proyectadas en los terrenos de Repsol. "Yo no tengo ninguna duda de lo positivo que son los edificios en altura y lo que quiero es que no tenga la duda nadie y que lo veamos en términos positivos".