Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Crónicas de la ciudad

Los terrenos del Butano, con basura pero sin ley

La antigua parcela del Butano, cuyos depósitos fueron desmontados en 2007, sigue siendo un gigantesco estercolero y un imprevisto camping

Detalle de los terrenos del Butano, este mes. A.V.

En la lejanía las esferas blancas de los terrenos del Butano tenían un aire a las Mil y Una Noches, a emirato del petrodólar anclado en el Antiguo Régimen (el anterior a la Revolución Francesa, no a los tiempos de Arias Navarro). Aunque también podían recordar algún proyecto aeroespacial hispano comandado por Toni Leblanc quien, como saben, logró ‘alunizar’ su nave en el desierto de Almería, en una impagable película (‘El astronauta’).

En 2007, el año en que fueron desmantelados, Manuel Belmonte, dirigente vecinal de los pisos de la Térmica, informaba al autor de estas líneas de que se construyeron a finales de los 60 y fueron abandonados en la primera mitad de los 90, cuando los trabajadores se repartieron entre las plantas de Algeciras y Granada.

Dejados a su aire, sin oficio ni beneficio, en los terrenos entraron los chatarreros para hacer su agosto, motivo por el cual Repsol Butano, la propietaria del terreno, decidió dejar todo desmantelado y expedito.

El PGOU de 2011 informa de que donde hoy se encuentra este descampado irá una zona verde, salvo una pequeña parte, que se destinará a un vial que terminará en las proximidades del Guadalhorce. Después del error mayúsculo de levantar Guadalmar pegada al río, mejor no repetir la insensatez urbanística.

En cuanto al interregno entre el desmantelamiento de los equipamientos y el futuro parque o jardín, los lectores pudieron otear algo el pasado lunes, 5 de diciembre, Día Internacional de los Voluntarios, en un reportaje sobre la ejemplar Asociación Andalimpia, con un voluntariado que cada fin de semana lucha contra el incivismo malaguita limpiando de basura ríos, arroyos y entornos naturales de nuestra capital.

Otro detalle de la antigua parcela del Butano. A.V.

Para la foto principal los voluntarios escogieron precisamente los terrenos del Butano, una parcela que deben limpiar muchas veces al año porque reatas de mamíferos 'desescombradores’ lo utilizan para el ‘desahogo de materiales’.

La bazofia purulenta que podía verse hace unos días incluía muebles, cantidades ingentes de ropa, escombros, botellas, cartones... todo ello bien espurreado entre las palmeras -las que todavía aguantan las acometidas de estas acémilas con DNI.

La pista de tenis. A.V.

Aún subsiste la pista de tenis de la zona ‘noble’, que contaba con una piscina y a lo lejos se otean las autocaravanas de un asentamiento imprevisto. En resumen, un terreno sin ley pero cargado con basura. ¿Conocen la situación los propietarios?, ¿hacen algo?, ¿llegará pronto la zona verde?, demasiadas incógnitas.

Compartir el artículo

stats