La Universidad de Málaga, a través de su Vicerrectorado de Investigación y Transferencia, contará con una nueva inyección económica de 2,5 millones de euros para el impulso del empleo joven, procedente del ‘Programa Investigo’ de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía.

Esta financiación se destinará a la contratación de 39 jóvenes investigadores, que se incorporarán a la UMA –Institutos Universitarios y Servicios Generales de Investigación- por un periodo de 24 meses.

Los seleccionados deberán ser demandantes de empleo y menores de 30 años. Asimismo, no podrán seleccionarse aquellos que hayan mantenido una relación contractual con la UMA en los últimos 6 meses en tareas relacionadas con la investigación.

Los interesados serán preseleccionadas por el Servicio Andaluz de Empleo, que proporcionará a la Universidad el currículum ‘ciego’ de 3 personas por cada puesto de trabajo solicitado. La UMA seleccionará, finalmente, a la persona a contratar, atendiendo a la mayor adecuación al puesto ofertado.

Con este programa se busca dotar a las personas jóvenes andaluzas investigadoras y tecnólogas de una mayor cualificación y experiencia laboral facilitando, así, su inserción laboral, tanto en el sector público como en el privado.