El Málaga CF ha comenzado este miércoles a preparar el partido de este domingo frente al Albacete en La Rosaleda, encuentro que podría prácticamente certificada la permanencia blanquiazul. Tras dos días de descanso, los de Pellicer volvieron al trabajo en el Anexo con la novedad del regreso de Orlando Sá, que se ejercitó en solitario tras unas semanas en Portugal con permiso del club.

Además del retorno del ariete Luso, las novedades de la sesión las protagonizaron Hicham, que pudo hacer parte del entrenamiento con el resto del plantel, e Ismael Casas, que se quedó en el gimnasio por molestias en el tobillo izquierdo. También se quedaron en el interior de las instalaciones haciendo labores de recuperación Josua Mejías y Luis Muñoz.

Gonzalo, Benítez, Quintana, Cristo, Mini, Ramón y Julio. Larrubia, Loren y Andrés Caro fueron los canteranos que estuvieron un día más en la dinámica del primer equipo. Este jueves, a las 10:30 horas, los de Pellicer volverán a entrenarse en La Rosaleda.