Muy poco a poco, teniendo en cuenta que a día de hoy el Málaga CF no sabe la cifra exacta en la que se podrá mover para el curso que viene, los dirigentes de La Cueva y el nuevo cuerpo perfilan las opciones para la plantilla blanquiazul que tendrá que competir a partir de septiembre. Manolo Gaspar ya avisó la semana pasada de que «pronto» habría novedades al respecto y, a falta de confirmación oficial, se empiezan a perfilar los primeros movimientos en el club blanquiazul.

Primer boceto del Málaga 21/22

Primer boceto del Málaga 21/22 Mar Bianchimar bianchi

En estos momentos, el Málaga CF tiene en plantilla a nueve jugadores profesionales. En la portería, Dani Barrio y dos filiales: Gonzalo Crettaz y Kellyan, de vuelta a la disciplina blanquiazul tras su paso por la recién ascendida a Segunda UD Ibiza. En el caso de este último, no habría que descartar una nueva cesión lejos de Martiricos. La defensa es la parcela más nutrida y sólida de la entidad con el capitán Lombán, Juande, Alexander González, Ismael Casas y la esperada vuelta de Iván Calero tras su lesión. Otros dos miembros de La Academia, Cristo y Ale Benítez, han ganado relevancia en la pasada campaña.

Con Escassi y Luis Muñoz, la zona central del verde está bien cubierta y Benkhemassa -si las lesiones se lo permiten- será otra pieza para rotar, además de la ayuda que siempre brinda Ramón Enríquez en esta parcela.

Y a estas alturas es poco novedoso, no dejar de ser importante el estado de orfandad en la delantera blanquiazul: solo cuenta con Jairo Samperio, extremo, y su rendimiento en la 19/20 ha sido agridulce.

Aunque la gran revolución que vivió el equipo el verano pasado, con casi todos los jugadores recién llegados al equipo en los meses de mercado, no salió nada mal teniendo en cuenta la situación de la que se partía, en el club apuestan por un proyecto que dé continuidad al recorrido ya hecho en estos últimos tiempos.

Por ese motivo, en las oficinas de La Rosaleda están trabajando en dos opciones de renovación para jugadores que han tenido unos meses de experiencia con la elástica blanquiazul: Jozabed Sánchez y Pablo Chavarría.

Tal y como adelantó hace unos días el Faro de Vigo, Jozabed habría logrado rescindir su contrato con el Celta para poder llegar al Málaga CF como agente libre, fundamental para ceñirse a los delicados parámetros en los que se tienen que organizar el club este verano. Conforme ha ido avanzando la temporada, el sevillano ha ido ganando minutos, confianza y buenos números, este ha sido su principal aval para continuar en Martiricos en la 21/22.

Los otros futbolistas por los que se han iniciado conversaciones son Pablo Chavarría, que probablemente no entre en los planes de un Mallorca que ha logrado subir a Primera y Javi Jiménez, lateral que José Alberto conoce muy bien tras coincidir en Miranda de Ebro este curso.

Pretendientes para Luis Muñoz

El Málaga también tiene que tener cuidado porque, pese a las dificultades a las que se ha enfrentado en esta etapa de su historia, siempre es capaz de crear un gran capital deportivo.

Según RadioMarcaMálaga, hay un par de clubes de la máxima categoría que siguen de cerca al canterano malagueño: Real Betis y Levante. El club verdiblanco ya habría preguntado por la situación contractual del de Nueva Málaga mientras que los granotas se mantienen en un segundo plano a la espera de resolver qué ocurre con un jugador que actualmente está en su plantilla que podría salir en los próximos días.

Sea cual sea el club que quiere pujar por él, tendrá que preparar cinco millones de euros. En líneas generales, para cualquier salida, José María Muñoz ha sido muy tajante: la cláusula es totalmente efectiva y no habrá manera alguna de evitarla. A diferencia que en ocasiones anteriores, donde se ha llegado a malvender efectivos, el club no está en situación de perder a grandes piezas de su puzzle deportivo. Además, en el caso de Luis Muñoz sería un varapalo a nivel emocional, sobre todo después de lo mucho que luchó el Málaga, con Manolo Gaspar al frente, para traerle como profesional.

Arranca lacampaña de abonos con ‘Fiel Malaguista’

Hoy inicia el primer proceso de captación de abonados en el que el club de Martiricos, literalmente, dice «pedir matrimonio» a sus seguidores con ‘Fiel Malaguista’.

Esta opción no está vinculada a un asiento, abriendo así la puerta a malaguistas que vivan lejos de Málaga o que, por el motivo que sea, no puedan acudir a La Rosaleda cuando juegan los suyos. Eso sí, ser Fiel Malaguista será necesario para poder acceder a un abono de temporada, con las diferentes modalidades existentes teniendo en cuenta la situación sanitaria y el aforo permitido en las gradas de Martiricos. Esto no supondrá un coste añadido, sino un prorrateo de los precios.