No hay manera. El Málaga CF volvió a caer lejos de La Rosaleda. Es su asignatura pendiente. En Cartagonova volvió a intentarlo sin éxito. Encajó un tanto de penalti al filo del descanso y a balón parado sentenció el FC Cartagena, con dos nuevas dianas tras la reanudación. 

Quizás se notó en exceso que los locales venían de haber tenido dos jornadas más de descanso. Tampoco ayudó que durante muchos minutos los blanquiazules cedieran el control del esférico a la escuadra cartagenista. Los planteamientos de una y otra pizarra no propiciaron en cualquier caso una primera parte entretenida.

En una y otra área lo intentaban de manera aislada tanto Antoñín como el local Rubén Castro. Eran los que mayor peligro creaban. Los de José Alberto fueron cediendo todo el protagonismo a sus rivales y, si al filo del primer cuarto de hora de juego lo intentaba desde lejos Clavería, un balón colgado al área cuando casi se cumplía el minuto 45 decantó la balanza.

El colegiado decretó que Víctor Gómez había cometido penalti sobre Mo Dauda, en un salto con el brazo abierto en el que no se apreciaba intención. El lateral vio la cartunina amarilla y, en su quinto lanzamiento en lo que va de campaña, Rubén Castro engañó a Dani Martín con un disparo raso. Apenas había tiempo para más.

Tras la reanudación entró Brandon por Kevin para intentar refrescar las ideas en ataque de un Málaga hasta entonces muy romo. Pero quienes seguían con el acelerador a fondo eran los del Efesé. Mo Dauda lo intentaba a los seis minutos de la segunda parte desde fuera del área. Replicó Dani Martín despejando a saque de esquina. Y no era más que la antesala al segundo gol.

De nuevo a balón parado, esta vez con una falta al borde del área que reforzó a Álex Gallar como mejor asistente del FC Cartagena. El cabezazo de Pablo Vázquez, al adelantarse a sus marcadores, ampliaba la renta local. Poco o nada pudo hacer el guardameta blanquiazul para evitar que el balón se alojara en las redes.

La sentencia tuvo de nuevo como protagonista a Rubén Castro. El veterano artillero ejecutó con un espectacular cañonazo a la escuadra una falta muy centrada. Dani Martín ni siquiera pudo observar la trayectoria del cuero entre una multitud de jugadores tanto visitantes como locales. Todo parecía más que sentenciado con 65 minutos disputados.

Llegó el carrusel de cambios y vendría la reacción, demasiado tardía, de un Málaga que sigue soñando con su primera victoria a domicilio. En el minuto 82, Peybernes aprovechó un rechace, tras disparo de Brandon, para conseguir acortar distancias. Y estuvo a punto de ajustar aún más el tanteo el canterano malaguista Juande, cuyo cabezazo ante un balón lateral cogado al área se estrellaría en el larguero.

FICHA TÉCNICA:

FC Cartagena: 3; Málaga CF: 1

FC Cartagena: Marc Martínez; Delmás, Andújar (Alcalá, min. 83), Pablo Vázquez, De la Bella; Álex Gallar, Bodiger (Josema, min. 83), Okazaki (Neskes, min. 75), Clavería (Boateng, min. 78), Dauda; y Rubén Castro (Ortuño, min. 75).

Málaga CF: Dani Martín; Víctor Gómez, Juande, Peybernes, Javi Jiménez (Cufré, min. 60); Paulino, Genaro, Ramón (Ismael, min. 80), Kevin (Brandon, min. 46); Roberto (Gassama, min. 61) y Antoñín (Jozabed, min. 61).

Goles: 1.-0, min. 45: Rubén Castro, de penalti. 2-0, min. 54: Pablo Vázquez. 3-0, min. 65: Rubén Castro. 3-1, min. 82: Peybernes.

Árbitro: Arcediano Monescillo (Colegio castellano-manchego). Amonestó con cartulina amarilla a los locales Andújar y Neskes, así como a los malaguistas Javi Jiménez, Genaro, Víctor Gómez, Paulino, Peybernes y al técnico José Alberto López.

Estadio: Cartagonova.