Los casos de Covid-19 estaban siendo algo muy habitual en los últimos días en los equipos de Primera y Segunda División. El Málaga CF estaba escapándose, pero ayer llegó la mala noticia de que seis integrantes de la primera plantilla han dado positivo y se encuentran en aislamiento domiciliario. El club de Martiricos emitió un comunicado en el que además de confirmar este hecho quiso tranquilizar asegurando que los afectados se encuentran bien de salud, lo más importante. «Se encuentran bien, todos ellos son asintomáticos o presentan sintomatología leve», explicaba la entidad blanquiazul.

Comunicado oficial del Málaga CF

La Entidad informa que sus servicios médicos han detectado seis casos positivos de COVID-19 entre los miembros de la primera plantilla masculina. Los afectados se encuentran bien, todos ellos son asintomáticos o presentan sintomatología leve. Tal y como marca la normativa del Gobierno Andaluz, todos ellos se encuentran en cuarentena domiciliara de diez días.

Siguiendo el protocolo sanitario de LaLiga, el próximo lunes 27 -coincidiendo con la vuelta a los entrenamientos- se realizará test PCR al resto de los integrantes del equipo y se iniciará una rutina que contempla test de antígenos diarios. El Málaga CF recuerda que la tasa de contagios de la COVID-19 aumenta inexorablemente en estas fechas tan señaladas y recomienda prudencia en los contactos interpersonales.

Y ahora, ¿qué? Pues la parte positiva, a nivel deportivo, es que los casos en el primer equipo malaguista han llegado justo durante el parón navideño. Los jugadores que han dado positivo -de momento no han trascendido los nombres- tendrán que estar en casa durante de 10 días, por lo que si todo va bien podrían llegar a tiempo de disputar el próximo encuentro liguero, el lunes 3 de enero en Alcorcón. Eso sí, contando que restan 11 días para ese choque, llegarían a la cita sin ningún entrenamiento, suponiendo que ya estuvieran totalmente recuperados de salud y en un nivel físico óptimo para disputar un partido oficial.

La preocupación ahora es que aparezcan más positivos en los próximos días. El plantel blanquiazul no regrese a los entrenamientos hasta el lunes 27 de diciembre, y antes de eso todos y cada uno de los integrantes volverán a realizarse tests diagnósticos para que la vuelta al trabajo sea segura. «Tal y como marca la normativa del Gobierno Andaluz, todos ellos se encuentran en cuarentena domiciliara de diez días". Siguiendo el protocolo sanitario de LaLiga, el próximo lunes 27 -coincidiendo con la vuelta a los entrenamientos- se realizará test PCR al resto de los integrantes del equipo y se iniciará una rutina que contempla test de antígenos diarios.», rezaba el comunicado emitido ayer por el club.

Al igual que a nivel general, los casos habían aumentado notablemente en los equipos de LaLiga SmartBank. De hecho, este pasado fin de semana ya tuvo que suspenderse el Lugo-Almería por un brote en el equipo gallego que afectó a más de 20 integrantes entre jugadores, cuerpo técnico y demás trabajadores del club cercanos a la plantilla. La situación se está volviendo a complicar y por ello LaLiga ya ha aprobado un nuevo protocolo para que el campeonato pueda transcurrir sin mayores problemas. Entre otras cosas, los clubes deberán realizar un test de antígenos diario antes de los entrenamientos a jugadores y el personal en contacto con la primera plantilla y como medida adicional un test PCR semanal durante al menos los primeros 15 días de enero de 2022, así como un control serológico, que gestionará y costeará LaLiga.

El nuevo protocolo aprobado este pasado miércoles por la Comisión Delegada ante el repunte de la pandemia establece que en los días de partido los clubes locales harán los test a primera hora del día o al inicio de la concentración y los visitantes antes de iniciar los desplazamientos.