Kiosco

La Opinión de Málaga

Enfado

Bronca monumental de la afición a los jugadores del Málaga CF

El público que acudió a La Rosaleda despidió al equipo a los sones de "jugadores, mercenarios"

Bronca al Málaga CF tras su derrota ante el Burgos en La Rosaleda.

Bronca al Málaga CF tras su derrota ante el Burgos en La Rosaleda. L. O.

Para ver este vídeo regístrate en La Opinión de Málaga o inicia sesión si ya estás registrado.

Bronca al Málaga CF tras su derrota ante el Burgos en La Rosaleda. Beatriz Tocón

El Málaga CF va a seguir una temporada más en LaLiga SmartBank. Si solo se tuviera en cuenta ese gran detalle, sería una noche de relativo triunfo para el club, la afición y toda la ciudad. Relativo. Sin embargo, el partido de este sábado ha escondido un trasfondo mucho mayor que ese y es que, a pesar de haber conseguido la permanencia, no ha sido por méritos propios, sino por las derrotas de los rivales. Y el público en La Rosaleda ha vuelto a estallar con el cántico "jugadores, mercenarios".

Podía haber sido un día redondo. La afición recibió al equipo como hacía muchos años que no se veía, con una entrega digna de aquellos partidos en los que se jugaba la Champions. El club anunció el viernes que el estadio iba a estar lleno. Finalmente, no ha sido así, pero sí que ha presentado el mejor ambiente de la temporada con 25.389 espectadores. Así que el equipo "solo" tenía que poner todo el fútbol sobre el campo porque su afición le iba a empujar en todo momento. 

Estaba en juego la salvación en la jornada 41 y lo que se vivió en La Rosaleda fue un esperpento que recordaba a partidos anteriores. En pocas ocasiones dominó el Málaga CF contra el Burgos cuando eran los propios blanquiazules los que estaban pendiendo de un hilo. Y la afición siguió animando, siguió presionando para tratar de acercar a sus jugadores al área rival. ¿Qué recibieron? Un gol en contra que dejó tocado a los jugadores y que acabó al final del partido con cánticos de "jugadores, mercenarios" y muchos pitos y abucheos.

El Málaga CF lleva seis meses sin ganar como local, es decir, el público que acude de forma incansable lleva seis meses sin ver ganar a su equipo. Los jugadores no rindieron al máximo nivel ni estuvieron enchufados a la altura de lo que estaba en juego y lo que tuvieron que soportar a la salida fueron las protestas de 25.389 que expresaron su opinión el día más importante de la temporada.

Tenían que ir todos a una para lograrlo y al final fueron todos menos lo jugadores. A pesar de todo, el equipo está salvado gracias a las derrotas de Amorebieta y Real Sociedad B. Lo que ocurra la temporada que viene ya será otra historia.

Compartir el artículo

stats