El Málaga CF suma un nuevo consejero consultivo a su organigrama, José Antonio Ruiz Guerra, un hombre vinculado al club desde hace casi 30 años. La entidad de Martiricos una su figura a las de Abdullah Ben Barek y Francisco Martín Aguilar.

Vinculación con el club

La vinculación de Ruiz Guerra con el club comienza en la etapa posterior a la del CD Málaga como primer equipo de la ciudad. Bajo la denominación de Atlético Malagueño (1992-94), en la temporada 93/94, hereda el cargo del máximo mandatario anterior, Antonio Domínguez, como presidente de un club blanquiazul que militaba en la división de bronce.

En 1994, el club inicia una nueva era como Sociedad Anónima Deportiva bajo el nombre de Málaga Club de Fútbol, ya con más de 28 años de antigüedad. Desde el curso 94/95, hasta la campaña 05/06, Ruiz Guerra estuvo integrado en las directivas de los presidentes Federico Beltrán, Fernando Puche y Serafín Roldán.

El Málaga suma "su experiencia institucional, visión deportiva, sapiencia y liderazgo" a Abdullah Ben Barek y Francisco Martín Aguilar (consejero de Protocolo y Relaciones Institucionales) como consejeros consultivos del club.