El entrenador del Eibar, Gaizka Garitano, señaló este viernes que el Málaga, al que se enfrenta este domingo en La Rosaleda, tiene una plantilla hecha para «estar arriba» y para «pelear por el ascenso».

En la comparecencia previa a la jornada, Garitano destacó que Pepe Mel, el entrenador del Málaga, del que dijo que tiene «muchísima experiencia» y aseguró que también van a encontrar «muchísima oposición».

«Para nosotros es una referencia también que podemos ganar en ese tipo de campos, e intentaremos hacer el mejor plan de partido para intentar ganar allí», agregó.

El técnico vizcaíno no dio mucha importancia a que el Eibar supere a sus rivales en la posesión, ya que cree que, más importante que quién tiene el balón, lo es si la pelota está cerca o lejos de la portería rival.

«Estamos yendo a 600 pases por partido contra equipos que se nos cierran y nos juegan al contraataque o sin proponer y tampoco estamos ganando ese tipo de partidos, sobre todo fuera de casa», analizó.

Garitano señaló que para tener opciones de victoria tienen que ser más «sólidos» de lo que lo han sido fuera de casa. También tuvo palabras de elogio para dos exarmeros como Fran Sol y Esteban Burgos, que ahora militan en filas malacitanas.

Se refirió a la importancia de ponerse por delante en el marcador y cree que el Eibar tiene que aumentar la «agresividad» fuera de casa e incidir en el juego en las áreas, más que en la posesión y en las transiciones