Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Mel Otero

La Libreta del duque de Chantada

Mel Otero

Chris Jones y Rivero amenazan al Unicaja

El americano y el cubano, dos de las piezas destacadas del cuadro taronja

Chris Jones ACB PHOTO

Podría ser una pregunta de trivial: ¿Qué jugador de la Liga ACB ha ganado la liga de baloncesto en Mongolia? Aunque parezca increíble la respuesta es Chris Jones. La gran estrella de Valencia Basket sabe lo que es empezar desde abajo y nada más acabar su periplo universitario hizo las maletas y se marchó al país asiático para jugar en el Tuv Ajmag Tuv Urgats por 500 euros al mes. «Fue diferente, muy diferente, especialmente ahora que estoy en la Euroliga. Pero tienes que empezar por algún lado, ¿sabes? Y sentí que Mongolia era un lugar agradable. Fue un trampolín y siento que fue genial» decía en una entrevista en BasketNews. El camino siguió su marcha por Suiza, Bélgica, Turquía, Israel, Francia y ahora España.

El camino ha sido largo, pero siempre lo ha hecho acompañado de su familia. Jones creció como el mayor de 3 hermanos, 10 y 7 años menores, en un hogar monoparental donde su madre, LaTonya McCoy, trabajaba de sol a sol para llevar dinero a casa.

El pequeño Chris tenía que hacer de figura paterna ante sus hermanos. «Esa responsabilidad me ayudó con mis hijos pequeños y mi esposa. Cargo todo a mi espalda, me ocupo de todo. Y siendo un base, debes saber hacer eso en la pista. Hay una relación entre el juego y la vida».

Jasiel Rivero ACB PHOTO

En la zona regresa el gran dominador de la ACB hasta su lesión, Jasiel Rivero. El cubano que empezó en el deporte para encauzar su hiperactividad y para «abandonar» las calles de La Habana en el voleibol, pronto cambio al baloncesto.

Destacó tan rápido que sólo tuvo que jugar una temporada en los Capitalinos de la Habana para volar a Uruguay y Argentina junto a Javier Justiz. Un largo camino que comenzó ganando 38 dólares al mes en la capital cubana y que cuando cobró su primer salario en Burgos, equipo en el que aterrizó en la ACB con 26 años, «toqué el cielo». La gente le decía que no viniera a Burgos, comentaba en Movistar+, «Te vas a morir de frío… en Cuba la gente se muere con 15 grados y acá estaba bajo cero. Lo primero que hice fue ir a una tienda a comprar ropa. En casa tengo la calefacción a tope, como si estuviera en Cuba, pero luego tengo que salir a la calle y puffff».

Su calidad y la química con su entrenador, Joan Peñarroya, le llevaron a Valencia donde curiosamente ha logrado su mejor juego con un nuevo entrenador, Alex Mumbrú. Optimista y alegre Rivero no deja indiferente a nadie.

La temporada del equipo de Los Guindos está siendo buena, pero es cierto que falta, como recordaba hace unos días el presidente López Nieto, esa victoria ante un equipo de Euroliga, esa victoria que de lustre al 5 puesto que ocupa el equipo ahora en la clasificación y que hace que muchos aficionados se restrieguen los ojos cuando la ven.

Ibon Navarro tiene el equipo al completo y ha podido preparar el partido toda la semana. Alex Mumbrú ha tenido doble jornada de Euroliga ente Real Madrid y Zalgiris. Es una gran ventaja que el nuevo Unicaja debe aprovechar. Suerte

Compartir el artículo

stats