Los incendios forestales son una de las mayores amenazas del patrimonio medioambiental de Málaga, así como un grave riesgo para la población que habita las zonas rurales. La pérdida de la rica biodiversidad malagueña, única en muchas ocasiones debido a su carácter endémico, abre una cicatriz ecológica en nuestro territorio que requiere varias décadas para cerrarse.

El factor humano está detrás de la mayoría de los incendios forestales que se producen en nuestro país según el Seprona y Protección Civil. Hay que recordar también que se trata de un delito penado con entre uno y cinco años de cárcel, y hasta 10 ó 20 si afecta a zonas especialmente protegidas o cuando hay un grave riesgo para las personas según recoge el artículo 351 del Código Penal.

Por ello, desde hace más de 25 años, el Plan de Lucha contra los Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma de Andalucía, conocido como Plan Infoca, Premio Sociedad 2021 de La Opinión de Málaga se encarga de la defensa forestal de los montes andaluces, desde la prevención, la vigilancia y detección, así como las labores de extinción del fuego. La entrega se realizará  el próximo martes, 26 de octubre, es una gala en el auditorio Edgar Neville, de la Diputación Provincial, con el patrocinio de la Junta de Andalucía, Unicaja Banco, Málaga de Moda, Diputación de Málaga, Acosol, Cerveza Victoria y Telefónica.  

De esta forma se quiere poner de relieve el trabajo de este dispositivo. De hecho, la preparación de los bomberos del Infoca es continua y todo el año se trabaja. En otoño, invierno y primavera se realizan labores de prevención mientras que en los meses de verano se trabaja, desgraciadamente, en la extinción de fuegos, una plaga que, bien por el discurrir implacable del cambio climático o bien por la deliberada acción del hombre, es cada vez más común en los montes malagueños

En septiembre, el Infoca tuvo que hacer frente al primer incendio de sexta generación detectado en España, enfrentándose a un virulento y potente fuego que calcinó casi 10.000 hectáreas en Sierra Bermeja y obligó al desalojo preventivo de 2.600 personas.

Los profesionales del Infoca desplazados a Sierra Bermeja poseían una preparación calculada al más mínimo detalle, al milímetro, para hacer frente al incendio en las mejores condiciones posibles. El despliegue no tuvo precedentes debido a la tremenda voracidad y rapidez en la propagación del incendio debido al constante viento que azotaba la zona.

El incendio exigió una labor de coordinación nunca vista hasta entonces y un imprescindible trabajo en equipo entre los diferentes retenes de operarios, vehículos contraincendios, camiones cisterna y medios aéreos desplazados al siniestro.

En concreto, además del despliegue de Infoca, prestaron servicio seis hidroaviones, cuatro helicópteros Kamov y dos BRIF con 43 efectivos desde el Ministerio, y 21 efectivos, seis autobombas y una unidad de Mando del CPB en la zona de Peñas Blancas, Genalguacil y Estepona.

En reconocimiento por su tenaz esfuerzo y sacrificio ante la inusitada virulencia de este megaincendio, donde perdió la vida el bombero forestal Carlos Martínez Haro, La Opinión de Málaga entrega el Premio Sociedad este año al Plan de Lucha contra los Incendios Forestales (Infoca).