Malcolm Thomas ya es uno más en la plantilla verde cajista. El jugador norteamericano llegó el martes al mediodía a Málaga y este miércoles se ha entrenado por primera vez con sus nuevos compañeros, desde las 11:30 de la mañana, en el Martín Carpena.

Thomas ofreció sus primeras palabras a los medios de comunicación, vía club, para expresar sus sensaciones tras estas primeras horas en Málaga. Habló, entre otras cosas, de su fichaje, de cómo se define como jugador o de sus primeras conversaciones con Fotis Katsikaris sobre el rol que le espera en el equipo.

Thomas, en el Carpena. Unicajab/Fotopress

En primer lugar el pívot se definió claramente como “Un jugador de equipo. Siempre intento dar lo que el equipo para conseguir las victorias. Para eso he venido aquí, para ayudar al equipo a conseguir estar en los play off y llegar lo más lejos posible. Ahora mismo el equipo está en la posición número 9 de la Liga Endesa y quiero ayudar a que esté lo más arriba posible cuando llegue la fase por el título"

Thomas es un jugador con una amplia experiencia en muchos países diferentes y muchos equipos de distintas ligas. Cree que eso le puede ayudar a adaptare rápido; "Tengo mucha experiencia, he estado en muchos sitios y siempre he aprendido cosas que ahora me ayudarán y buscaré cómo aportar esa experiencia al equipo", dijo.

Respecto a su nuevo entrenador, Fotsis Katsikaris, Thomas desveló sus primeras conversaciones con el griego: "El entrenador conoce mucho mi juego y creo que sabe muy bien lo que quiere que yo aporte al equipo. Hemos hablado sobre lo que debo hacer, sobre todo ayudar al equipo con lo que ya he aprendido en otros lugares", aseguró.

Sobre lo que conocía del equipo o del club de Los Guindos antes de llegar a Málaga, dijo: "He jugado contra Unicaja dos veces y perdí las dos. Sé que es un equipo duro, con una gran organización y muchos seguidores, es algo que siempre buscas cuando vienes a un equipo, para intentar llegar lo más lejos posible al final de temporada".

El americano lucirá el dorsal 11 en la camiseta del Unicaja por una razón sentimental: "Estaba dudando entre elegir el número 4 o el 11, le pregunté a mi familia y mi hermana había llevado el 11 en el Instituto. Ella me dijo que tenía sentido llevar el 11, así es como si jugara conmigo y por eso lo llevaré", aseguró.

Además de en Europa, Malcolm también tiene experiencia en varios equipos de la NBA y por ello habló de las diferencias entre los dos baloncestos: "Creo que en el baloncesto europeo hay más sentido de equipo, más que en la NBA. A los jugadores jóvenes les puede ayudar venir a Europa antes de ir a la NBA. Por ejemplo es difícil anotar muchos puntos, necesitas la ayuda de tus compañeros y eso es más fácil aquí... Me encanta el sentimiento de equipo que hay en el baloncesto europeo. Haber jugado en Europa es bueno para mí, porque soy un jugador de equipo y me gusta todo alrededor del baloncesto".

Durante su tiempo en la Universidad y también en la NBA, Thomas tuvo la oportunidad de compartir vestuario con Kawhi Leonard del que ofreció también una agradable impresión: “Es una persona que trabaja más duro que nadie que yo haya visto nunca. Tiene una enorme dedicación al baloncesto y trabaja para ser mejor. Él no tiene días libres, siempre está pensando y trabajando en mejorar su juego y ese es el principal motivo por el que se ha convertido en el jugador que es hoy en día".