El Unicaja, tras tener este pasado fin de semana la segunda jornada de descanso de la temporada, reanuda la competición liguera este próximo sábado (20.45 horas) jugando un partido vital contra el MoraBanc Andorra, uno de los rivales directos de los de Fotis Katsikaris en su objetivo de acabar la temporada regular entre los 8 primeros, en la zona del play off por el título.

Los verdes llegan a esta jornada 30 de la Liga en el octavo puesto de la tabla liguera, con 13 victorias y 14 derrotas, tras 27 partidos. También con 13 victorias, pero con un partido más jugado, es noveno el Baxi Manresa, mientras que vienen por detrás, con 12 triunfos, el MoraBanc Andorra y el Herbalife Gran Canaria, también aspirando a esa octava plaza de la clasificación.

Los números auguran que 18 victorias puede ser el límite que marque quién juega la Fase por el Título y quién termina la temporada antes de tiempo. Es verdad que todavía es un poco pronto para determinar con exactitud el número de partidos que hay que ganar para estar en la fase definitiva de la competición, pero si tenemos en cuenta los resultados de las últimas temporadas y la actual clasificación liguera, parece que 17 victorias serán insuficientes y 18 o más, el número necesario para cumplir con el objetivo.

Los verdes, con 13 victorias en la clasificación actualmente, necesitan por lo tanto cinco victorias en las 9 últimas jornadas para alcanzar el objetivo de 18. Un reto que no será fácil, pero que está al alcance de la mano de los cajistas, que les queda por jugar de aquí al final de la Liga Regular cinco partidos en el Martín Carpena frente al MoraBanc, Retabet Bilbao, Casademont Zaragoza, Joventut y Real Madrid; mientras que tendrá cuatro partidos a domicilio en las pistas del Lenovo Tenerife, TD Systems Baskonia, UCAM Murcia y Acunsa Gipuzkoa Basket.

Buenos precedentes

Hay un dato para el optimismo y es que si el Unicaja repitiera los mismos resultados que firmó en la primera vuelta contra estos mismos nueve rivales, sumaría cinco victorias y cuatro derrotas, alcanzando justo esos ansiados 18 triunfos.

En la primera vuelta, el Unicaja ganó al MoraBanc Andorra (78-81), al RetaBet Bilbao (75-91), al Casademont Zaragoza (63-92), al UCAM Murcia (102-81) y al Acunsa Gipuzkoa Basket (104-69); mientras que perdió contra el Lenovo Tenerife (79-86), el Joventut de Badalona (81-73), el TD Systems Baskonia (79-91) y el Real Madrid (91-84).

Tal y como está la tabla, pensar en algo más que la octava plaza resulta casi utópico para el Unicaja y resto de aspirantes a esa posición, ya que el séptimo clasificado, el Joventut, tiene tres victorias más, 16, que cajistas y manresanos, que son cuatro respecto a Andorra y Gran Canaria.

De aquí al cierre de la Liga Regular, el objetivo único de los verdes será, por lo tanto, asentarse en la octava posición de la clasificación liguera, teniendo a Baxi Manresa, MoraBanc Andorra y Herbalife Gran Canaria como sus rivales directos. Hay que recordar que el Unicaja tiene a su favor el basket average con el Herbalife, al que ganó los dos partidos y en contra con el Manresa, con el que perdió tanto en el Carpena como en el Nou Congost. Con el Andorra, por su parte, y a la espera del partido de este próximo fin de semana, tiene una victoria por 3 puntos (78-81) a favor, tras asaltar en la primera vuelta liguera la pista del Principado.