El Unicaja Baloncesto encara la recta final de liga aún con opciones de entrar en playoffs, pero acosado por las crisis institucionales y deportivas. Los hombres de Fotis Katsikaris han perdido tres de los cuatro últimos compromisos ligueros, con derrotas especialmente dolorosas como la sufrida ante Casademont Zaragoza por 78 a 101. Jaime Fernández sabe que "es un partido importante para quitar esas malas sensaciones de los últimos encuentros". 

También ha hablado del rival, el Joventut de Badalona, aunque no quiere dejarse influencia por los resultados. "A nosotros lo que haga el Joventut nos importa poco, nos importa nuestro trabajo, lo que podamos hacer para mejorar y no nos fiamos de que ellos puedan venir en una racha peor o mejor, nos da igual, nos centramos en nosotros en hacerlo lo mejor posible y en sacar el partido", ha declarado el base. Por otro lado, ha recalcado que "es un rival que conocemos bien, sabemos que son muy competitivos y vamos a tener que hacer las cosas muy bien para poder ganar". 

El cruce con Joventut esta temporada tiene historia, con el enfrentamiento del próximo sábado serán cuatro la veces que ambos equipo se han cruzado este curso, entre Liga Endesa y Eurocup, algo que ha querido recordar el base cajista. "Hemos tenido un poco de todo con ellos, cada partido es diferente y veremos a ver que tal el encuentro. Lo que esta claro es que tenemos que tomarlo como una final, porque queremos salir de este agujero lo antes posible y para eso hay que ganar y hacerlo con buenas sensaciones". 

El base madrileño ha analizado la situación y como están trabajando la plantilla para mejorar. "Hemos hablado de muchos aspectos que tenemos que mejorar, la continuidad es uno de ellos, ser constantes e intentar salir de este bache que estamos pasando, pero bueno el deporte es así, estamos juntos, trabajamos bien y somos optimistas de que podemos sacarlo", apuntó Fernández. El partido se disputará en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena el sábado a partir de las 20.45 horas.