Bozidar Maljkovic se estrenará en estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 como presidente del Comité Olímpico de Serbia (OKS), cargo que ocupa desde el pasado mes de mayo de 2017.

El que fuera entrenador del Unicaja durante cuatro temporadas, desde 1999 hasta 2003, de 69 años de edad, fue elegido por unanimidad y ratificado en el cargo el pasado mes de diciembre, por cuatro años más.

El Comité Olímpico de Serbia es miembro del Comité Olímpico Internacional desde el año 1912. Los deportistas serbios han competido bajo diferentes banderas: en 1912 bajo la del Reino de Serbia, de 1920 a 1988 como Yugoslavia, en 1992 con la denominación de Participantes Olímpicos Independientes, de 1996 a 2002 nuevamente como Yugoslavia, y de 2004 a 2006 como Serbia y Montenegro. A partir de 2008, ya como Serbia.

Ha participado hasta Tokio en 4 ediciones de los Juegos Olímpicos de Verano, su primera presencia tuvo lugar en Estocolmo 1912. El país ha obtenido un total de 15 medallas en las ediciones de verano: 3 de oro, 6 de plata y 6 de bronce.

Bozidar Maljkovic se abraza a Novak Djokovic. La Opinión

Maljkovic, que sucedió en el cargo a otro hombre del baloncesto, el exjugador de la NBA Vlade Divac, viajó hasta tierras niponas junto al tenista Novak Djokovic, uno de los máximos exponentes del deporte de este país balcánico y candidato a medalla en la cita olímpica asiática.

Se da la curiosidad de que en tierras japonesas, Bozidar Maljkovic va a coincidir con su hija Marina, que es la seleccionadora del equipo femenino de baloncesto de Serbia, vigentes campeonas de Europa y también candidatas a subir al podio en Tokio.