El 'Caso Spissu' sigue trayendo consecuencias al Unicaja. Según el periodista Luca D'Alessandro, el Dinamo Sassari y la agenda de representación de Marco Spissu han tomado acciones legales contra la entidad de Los Guindos después de paralizar la llegada del jugador italiano por no pasar el reconocimiento médico en Málaga.

Tanto el personal médico del club de procedencia de Spissu como de la Federación Italiana de Baloncesto hacen hincapié en que el base sardo está en perfectas condiciones para competir. Por ello, reclamarán al Unicaja una indemnización por valor de unos 100.000 euros.

Un problema añadido para la entidad verde en plena recta final por firmar a un base que ocupe el hueco que dejó Spissu. Habrá que estar muy atento a las próximas horas, en las que probablemente el Unicaja responda al Dinamo Sassari y la Federación Italiana.